Share on Facebook Share on Twitter Share on Google Plus

Boletín del CSA

Volume 184 Número 19 - lunes, 24 de octubre de 2016


Síntesis de la 43a Sesión del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial

17 al 21 octubre de 2016 | Roma, Italia


Idiomas: EN (HTML/PDF) FR (HTML/PDF) SP (HTML/PDF)
Visite nuestra cobertura de IISD/ENB+ desde Roma, Italia en:
http://enb.iisd.org/food-security/cfs43/

La 43ª reunión del Comité de Seguridad Alimentaria Mundial (CSA 43) se reunió del 17 al 21 de octubre de 2016, en la sede de la Organización para la Alimentación y la Agricultura de la ONU (FAO), en Roma, Italia. Cerca de 1.200 participantes asistieron a la sesión, en donde se debatió sobre: los sistemas alimentarios sostenibles, la nutrición y el cambio climático; el compromiso del CSA de impulsar la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (Agenda 2030); el Estado de la Inseguridad Alimentaria en el Mundo (SOFI) y la Agenda 2030; el seguimiento de la aplicación de las decisiones y recomendaciones del CSA; el compromiso del CSA en la promoción de la nutrición; el Programa Plurianual de Trabajo (PPT); el Marco Estratégico Global para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición (GSF); y la evaluación del CSA. Las cuestiones sobre convergencia de las políticas se centraron en: “el desarrollo agrícola sostenible para la seguridad alimentaria y la nutrición: ¿qué papeles debe cumplir el ganado?”; y la conexión de los pequeños productores con los mercados. Durante los distintos eventos especiales y/o temáticos se debatió acerca de: las cadenas de valor inclusivas para la agricultura sostenible y mejores resultados para la seguridad alimentaria y nutrición; la aplicación de las Directrices voluntarias sobre la Gobernanza Responsable de la Tenencia de la Tierra, la Pesca y los Bosques en el contexto de la Seguridad Alimentaria Nacional (VGGT); el Foro sobre Urbanización, Transformación Rural y sus Implicaciones para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición; y aprender de las primeras revisiones voluntarias nacionales sobre la aplicación de la Agenda 2030.

El CSA43 adoptó: conjuntos de recomendaciones sobre el papel de la ganadería en el desarrollo agrícola sostenible para la seguridad alimentaria y la nutrición, y sobre la promoción del acceso de los pequeños productores a los mercados; y los términos de referencia (TdR) para la puesta en común de experiencias y buenas prácticas en la aplicación de las decisiones y recomendaciones del CSA a través de la organización de eventos en todos los niveles. Durante las actividades entre sesiones se continuará analizando la participación en la promoción de la Agenda 2030 y la nutrición, y se avanzará en el trabajo realizado en 2016, que incluye dos grupos de trabajo técnico y consulta en línea sobre la urbanización y la transformación rural. El Grupo de Trabajo de Composición Abierta (GTCA) sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tiene la tarea de elaborar una contribución del CSA a la sesión del Foro Político de Alto Nivel (HLPF) de 2017. El GTCA sobre Nutrición identificará las contribuciones del CSA al programa de trabajo de la Década de Acción de las Naciones Unidas sobre la Nutrición. El GTCA sobre Urbanización y Transformación Rural acordará un proceso para recopilar experiencias y enfoques políticos de abordaje de la seguridad alimentaria y la nutrición en el contexto de dinámicas rurales/urbanas cambiantes.

UNA INTRODUCCIÓN AL CSA

El CSA fue establecido en 1974 como un órgano intergubernamental que sirviera, dentro del sistema de las Naciones Unidas, como un foro para la revisión y el seguimiento de las políticas relativas a la seguridad alimentaria mundial, incluyendo la producción y el acceso físico y económico a los alimentos. Su primera sesión se llevó a cabo en 1976. En respuesta a los llamados a establecer un sistema revisado de gobernanza político alimentaria, que se hicieron durante las Cumbres del G8 de 2008 y 2009 y la Cumbre Mundial de 2009 sobre Seguridad Alimentaria, ese mismo año se hizo una reforma del CSA. Esta reforma buscó hacer que el CSA fuera eficaz mediante la inclusión de un grupo más amplio de actores y el incremento de su capacidad para promover políticas que garanticen la seguridad alimentaria y la nutrición para todos.

El CSA ahora sirve como una plataforma internacional inclusiva, intergubernamental y con múltiples actores interesados. Su mandato consiste en: coordinar un enfoque global de la seguridad alimentaria; promover la convergencia de las políticas; apoyar y asesorar a los países y regiones; coordinar a nivel nacional y regional; promover la rendición de cuentas y compartir las mejores prácticas; y desarrollar un marco estratégico global para la seguridad alimentaria y la nutrición. El marco del CSA reformado amplía la participación y tiene como objetivo: dar voz a todas las partes interesadas en el sistema mundial de alimentos; ser inclusivos y fomentar el intercambio de opiniones y experiencias; basarse en evidencia empírica y análisis científicos; y monitorizar la efectividad de las acciones dirigidas a la reducción del hambre.

Para permitir el aporte de todos los interesados en los ámbitos mundial, regional y nacional, su estructura incluye: sesiones plenarias, que se celebran anualmente y son el principal órgano de toma de decisiones; un Buró; un Grupo Asesor, formado por representantes de los participantes del CSA, incluidos los órganos de las Naciones Unidas, la sociedad civil, instituciones internacionales de investigación agrícola, instituciones financieras internacionales y regionales, el sector privado e individuos prominentes; un Grupo de Alto Nivel de Expertos (HLPE); y la Secretaría, apoyada por los tres organismos con sede en Roma (OSR), que son la FAO, el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA). Las deliberaciones del CSA se basan en la representación de los países en los grupos regionales de la FAO, incluyendo: África, Asia, Europa, América Latina y el Caribe (GRULAC), Cercano Oriente, América del Norte, y el Suroeste del Pacífico. Tras la reforma del CSA, los agentes no gubernamentales fueron llamados a organizarse de manera autónoma con el fin de facilitar su interacción y participación en el Comité, lo que llevó a la creación del Mecanismo de la Sociedad Civil (MSC) y el Mecanismo del Sector Privado (MSP).

Entre los principales resultados principales del CSA se incluyen: las VGGT 2012; los Principios para la Inversión Responsable en la Agricultura y los Sistemas Alimentarios 2014 (CSA-RAI); el Marco de Acción para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en Crisis Prolongadas; y el GSF, un documento de referencia que contiene una guía práctica sobre recomendaciones, políticas y estrategias para la seguridad alimentaria y la nutrición, que se actualiza anualmente.

El CSA 42 (12 al 15 de octubre de 2015, Roma) aprobó el Marco de Acción para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en las crisis prolongadas, y recomendaciones sobre el Agua para la Seguridad Alimentaria y Nutrición. En la reunión también se lanzaron nuevas áreas de trabajo, tales como el papel que el CSA jugará en la nutrición y en la Agenda 2030, y se aprobó su programa de trabajo plurianual para el próximo bienio.

INFORME DEL CSA 43

El lunes 17 de octubre, la Presidenta del CSA, Amira Gornass (Sudán), inauguró el CSA 43, llamando la atención sobre el 40 aniversario del CSA.

CUESTIONES DE ORGANIZACIÓN: El plenario aprobó el programa y el calendario (CFS 2016/43/1/Rev.2 y 2016/43/Inf.1/Rev.1) y estableció un comité de redacción presidido por Mathew Hooper (Nueva Zelanda). La Presidenta del CSA, Gornass, informó a los participantes que Bosnia y Herzegovina, Camboya, Dominica, Mauricio y Surinam se habían unido al CSA. Samoa y Lesoto también se unieron durante el CSA 43.

sesión inaugural: sistemas alimentarios sostenibles, nutrición y cambio climático

Al abrir la sesión, la Presidenta del CSA, Gornass, pidió al plenario que analice en qué medida el CSA puede dar un verdadero paso adelante en la aplicación de sus recomendaciones.

En un mensaje de video, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, subrayó el papel clave del CSA en la Agenda 2030, y en terminar con el hambre; e instó a luchar contra la malnutrición en todas sus formas.

El Director General de la FAO, José Graziano da Silva, señaló que la integración de los problemas de seguridad alimentaria en la agenda del cambio climático representa un reconocimiento a la labor de la FAO. Subrayando que más de la mitad de la población mundial sufre de malnutrición, incluyendo desnutrición y/o obesidad, llamó la atención sobre el fracaso de los sistemas de alimentación para suministrar una alimentación sana.

El Presidente de FIDA, Kanayo F. Nwanze llamó la atención sobre el Informe de Desarrollo Rural 2016, señalando que la desnutrición puede persistir aunque aumenten los ingresos. Pidió que se avance más allá de decisiones políticas globales para centrarse en la aplicación sobre el terreno, poniendo a las poblaciones rurales en el centro de la acción.

La Subdirectora Ejecutiva del PMA, Elisabeth Rasmusson, subrayó el cambio climático y el aumento de población como retos para los sistemas alimentarios sostenibles, y puso de relieve el papel de los pequeños productores y los sistemas de protección social, tales como los programas de alimentación escolar del PMA.

Patrick Caron, Presidente del Comité Directivo del HLPE, se refirió a los informes producidos por el HLPE, y destacó su trabajo sobre la contribución del CSA en la aplicación de la Agenda 2030 en relación con la seguridad alimentaria y la nutrición.

Luego el plenario escuchó a representantes de alto nivel. En sus declaraciones de apertura, los países y las partes interesadas subrayaron los retos para la seguridad alimentaria y la nutrición derivados del cambio climático.

Argentina recordó las responsabilidades de los gobiernos nacionales en la implementación de la Agenda 2030. La Federación de Rusia resumió el progreso de su país en la agricultura sostenible. Nigeria subrayó la falta de acceso al capital y el crédito para el desarrollo agrícola, y las redes de carreteras en mal estado. Tras mencionar los esfuerzos de su país para aumentar la producción de alimentos, Sudán destacó: desafíos del transporte y la necesidad de reducir al mínimo el desperdicio de alimentos; la necesidad de más tecnología de la información; y el impacto de los términos comerciales en los pequeños agricultores.

EE.UU. hizo hincapié en el intercambio de conocimientos, las inversiones en toda la cadena de valor, y el desarrollo de más plataformas para crear resiliencia, mejorar la nutrición y promover el desarrollo basado en la agricultura. Noruega dijo que el GSF es una herramienta esencial para lograr los ODS e hizo hincapié en el empoderamiento de la mujer y asegurar la tenencia como factores centrales para la reducción de la pobreza. Asimismo apoyó la perspectiva de “Una sola salud” (One Health), y la prohibición de utilizar antimicrobianos en los alimentos. Irán propuso que el CSA aumentara su enfoque en la gestión de tierras secas.

Brasil informó sobre su enfoque en la agricultura de bajo carbono, y un sistema público sobre la seguridad alimentaria y la nutrición, incluyendo una inversión de US$ 30 mil millones cada año para garantizar el acceso a una alimentación adecuada en el ámbito doméstico.

Destacando su ratificación del Tratado de París, y pidiendo que el CSA se haga más incluyente, Eslovaquia a nombre de la UE, pidió enfocarse en la nutrición.

Filipinas recomendó: la asistencia de la FAO para construir capacidades en los países para la seguridad alimentaria y la nutrición en el contexto del cambio climático; el desarrollo de plataformas tecnológicas más productivas y resistentes; e inversiones en infraestructuras de sistemas alimentarios que permitan a los pequeños productores acceder a los mercados y hacer frente al cambio climático.

Tras destacar que enfoques tales como aumento de la agroecología mejoran la eficiencia, reducen las emisiones y mejoran la resiliencia, Suiza sugirió que los comités nacionales de múltiples partes interesadas son clave para aumentar el impacto de los productos del CSA a nivel nacional. El MSP pidió que se adopten prácticas de agricultura sostenible probadas para reducir las emisiones, y para el desarrollo de tecnologías de mejor rendimiento. El MSC advirtió contra el control corporativo de la agricultura y las “falsas soluciones” que no abordan las causas fundamentales del cambio climático, y pidió el apoyo a la agroecología y a los derechos al territorio y al conocimiento.

China hizo hincapié en la modernización agrícola, la industrialización, la urbanización y las tecnologías de la información, e instó al CSA a promover el intercambio de conocimientos. Samoa destacó casos de éxito con respecto a productos de alto valor, tales como el aceite de coco, la vainilla y el café. Suecia hizo hincapié en que los países ricos tienen la responsabilidad de ayudar a los países pobres. Francia señaló que el Acuerdo de París reconoce las contribuciones de la agricultura a la mitigación del cambio climático.

Venezuela dijo que el modelo capitalista de producción de alimentos debe ser sustituido por un modelo basado en la equidad y la inclusión social. Colombia destacó la función del CSA como un foro incluyente para discutir una reforma participativa y equitativa de los sistemas mundiales de alimentos. Kenia describió medidas nacionales, incluyendo la producción mecanizada de arroz y un mejor acceso al crédito. Ecuador propuso centrarse en la soberanía alimentaria, lo que requiere construir infraestructura, y la capacidad que los países necesitan para eliminar la pobreza.

Bangladesh puso de relieve la importancia de introducir dietas balanceadas para frenar el crecimiento de la demanda de proteínas de origen animal. India pidió que los OSR sigan ofreciendo tecnologías para la transformación de la agricultura. Arabia Saudita apoyó la mejora del suministro de alimentos, haciendo al mismo tiempo un uso más eficiente de los recursos que son escasos.

La OMS convocó a una transformación radical del sistema alimentario para abordar el cambio climático y los grandes problemas de salud, como la diabetes. La Organización Mundial de Agricultores (WFO) hizo hincapié en la gestión de carbono en el suelo, y la necesidad de un marco de financiación, asociaciones y tecnologías asequibles.

CONVERGENCIA DE LAS POLÍTICAS

DESARROLLO AGRÍCOLA SOSTENIBLE PARA LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIONAL, ¿QUÉ ROL DEBERÁ JUGAR EL GANADO?: El lunes, la Presidenta del CSA, Gornass, señaló que se llegó a un consenso sobre las recomendaciones del informe del HLPE sobre las negociaciones celebradas la semana anterior y el 8 y 9 de septiembre de 2016 (CFS 2016/43/2/Rev.1). El relator Yaya Olaniran (Nigeria) coordinó la discusión. 

El Jefe de Equipo del Proyecto para el Informe del HLPE, Wilfrid Legg (Reino Unido), presentó el informe y sus recomendaciones (CFS 2016/43/3). Dijo que el ganado representa un tercio de la producción agrícola, y que el informe presenta un enfoque común sobre vías para mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición de una población en crecimiento, de manera sostenible. El plenario aprobó las recomendaciones, negociadas por el CSA y contenidas en el informe basado en la evidencia del HLPE.

Burkina Faso se refirió a los esfuerzos de los países para la producción de ganado resiliente y orientada al mercado. Brasil dijo que las recomendaciones pueden ayudar con la transición a sistemas alimentarios más eficientes, sensibles a cuestiones de nutrición y sostenibles, y llamó la atención sobre las políticas públicas que promueven prácticas de pastoreo sostenibles. La UE subrayó la importancia de tratar cada sistema de cría de ganado en su contexto y recibió con agrado la recomendación sobre evitar el uso innecesario de antimicrobianos. Afganistán reclamó un plan de acción basado en las recomendaciones.

El MSP hizo hincapié en la importancia del acceso a los servicios veterinarios para todos los sistemas de producción. Malasia subrayó la necesidad de resiliencia frente al cambio climático y los desastres naturales, incluyendo a través de pólizas de seguro y de políticas para apoyar a los pequeños agricultores y reducir la volatilidad excesiva de los precios. Argentina hizo hincapié en que el sector ganadero es un importante motor para el desarrollo e hizo hincapié en un sistema comercial internacional abierto y justo. Venezuela dijo que las recomendaciones pueden apoyar un modelo sostenible, económica y socialmente justo de producción ganadera. Bangladesh sugirió el establecimiento de un subcomité de ganado en el marco del Comité de Agricultura (COAG) de la FAO. La Federación de Rusia hizo hincapié en la vigilancia de las enfermedades infecciosas de los animales para evitar su transmisión transfronteriza y en la mejora de la salud de los animales.

Kenia, a nombre del Grupo Africano, propuso agregar una referencia al empoderamiento de género y la igualdad de acceso a los recursos en una recomendación sobre políticas e intervenciones ganaderas sensibles al género. Filipinas subrayó la necesidad de prestar más atención a la ganadería en el desarrollo de políticas agrícolas.

La Organización Mundial de Agricultores (WFO) destacó, entre otras cuestiones: la convergencia de políticas en todos los niveles; normas internacionales para la salud humana, animal y vegetal; y la necesidad de eliminar el uso de antimicrobianos como promotores del crecimiento.

China pidió que se respete el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas cuando se desarrollen medidas políticas. Egipto solicitó la asistencia técnica de la FAO para ayudar a implementar las recomendaciones, incluyendo información sobre enfermedades transfronterizas y la resistencia a los antimicrobianos. Singapur subrayó la necesidad de una mayor cooperación para hacer frente a la resistencia antimicrobiana. Tailandia destacó sus reglamentos para controlar el uso de antimicrobianos. Tras llamar la atención sobre el Programa Mundial para la Ganadería Sostenible y la Alianza de Evaluación y Rendimiento de la Ganadería, Suiza puso en relieve la importancia de las acciones sobre el terreno para garantizar la sostenibilidad del sector de manera inclusiva.

El MSP dijo que la mejora de la sostenibilidad de los sistemas agrícolas requiere dirigir la investigación a los agricultores y brindarles conocimientos que sirvan a sus necesidades. Tras hacer hincapié en que los Sistemas de producción intensiva e industrial destruyen los medios de vida de los pequeños agricultores y el medio ambiente y dan lugar a la apropiación de tierras, el MSC destacó que diferentes sistemas de producción no pueden coexistir en armonía, y llamó a hacer frente a los impactos de la intensificación y de políticas públicas que reconozcan la papel central de los pequeños productores.

Luego de reconocer a la desertificación y la insuficiencia de los recursos hídricos como problemas que pueden conducir a conflictos entre los pastores, Sudán pidió que se traten los impactos de la sequía y la escasez de agua. Ecuador hizo hincapié en la importancia del ganado menor en la producción de proteínas, pidiendo apoyo para los pequeños productores. En cuanto a las sinergias, Nueva Zelanda informó que en su país se había duplicado con éxito la producción ganadera, reduciendo al mismo tiempo su huella ambiental. El Instituto Internacional de Investigaciones Agropecuarias señaló la urgencia de políticas sobre el ganado, específicamente en relación con la seguridad alimentaria, la transmisibilidad de las infecciones entre especies, y la protección de los recursos naturales. Senegal hizo hincapié en la importancia de: el desarrollo de indicadores para los sistemas de alerta temprana para pastores; los pequeños animales de los hogares; y la supervisión de la aplicación de las recomendaciones.

El MSP llamó la atención sobre la importancia del sector ganadero para el sustento rural, diciendo que 1,3 mil millones de personas obtienen ingresos de la ganadería. El MSC lamentó la falta de lenguaje sobre la protección de los trabajadores migrantes contra la explotación y la exposición a patógenos, y pidió reformas antimonopolio para limitar los abusos comprador-propietario. El MSP pidió la movilización de inversiones hacia la iniciativa “1000 días”, y para que los programas de alimentación escolar incorporen proteínas de origen animal. El MSC subrayó la necesidad de reducir el consumo excesivo de alimentos de origen animal para la seguridad alimentaria y la nutrición.

El Jefe de Equipo de HLPE, Legg, respondió a los comentarios, reconociendo: la necesidad de una diversidad de enfoques que respondan a la diversidad de sistemas ganaderos y contextos; la importancia de las acciones y el intercambio de experiencias de seguimiento; y la necesidad de seguir trabajando sobre la relación entre la salud animal y humana.

Gornass dio lectura a las conclusiones del Comité. Los participantes acordaron añadir una referencia a: alentar a todas las partes interesadas a difundir las recomendaciones entre sus constituyentes, hacer uso de ellas cuando formulen políticas y documentar las experiencias y lecciones aprendidas; y a solicitar al GTCA sobre supervisión que realice, en una sesión futura, un evento de inventario.

Resultado final: Las recomendaciones adoptadas, incluidas en el informe de la reunión, destacan:

  • fomentar la coherencia de las políticas para la seguridad alimentaria y la nutrición;
  • ocuparse de la nutrición, la seguridad alimentaria, las condiciones de trabajo y los servicios;
  • fomentar la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, y la capacitación de los jóvenes;
  • proteger el medio ambiente y promover la gestión sostenible y el uso eficiente de los recursos naturales;
  • aumentar la resiliencia frente a los riesgos y la variabilidad;
  • promover la cooperación y la colaboración en la innovación, la investigación y el desarrollo, y hacer frente a las necesidades de datos;
  • mejorar la salud y bienestar de los animales;
  • reconocer, proteger y apoyar los sistemas de pastoreo para los medios de vida y la gestión sostenible de los recursos;
  • promover y apoyar los sistemas de pastoreo sostenibles y sistemas mixtos;
  • promover la sostenibilidad de los sistemas intensivos.

CONECTANDO A LOS PEQUEÑOS PRODUCTORES CON LOS MERCADOS: El martes, la Presidenta del CSA, Gornass, presentó las recomendaciones desarrolladas por el GTCA sobre pequeños productores y un proyecto de decisión (CFS 2016/43/4 y 5), que subraya su importancia para la reducción de la pobreza y los medios de vida rurales. La Presidenta del GTCA sobre los Pequeños Productores, Anna Gebremedhin, Finlandia, presentó los resultados del GTCA, quien recibió el informe de la discusión durante el Foro de alto nivel sobre Pequeños Productores de 2015. Los participantes respaldaron las recomendaciones y decisiones.

El MSC destacó el concepto de mercados territoriales y llamó a aumentar las inversiones públicas en infraestructura. Hablando en nombre de las comunidades indígenas, el MSC también llamó a reconocer los derechos de la mujer en los mercados.

Argentina hizo hincapié en el apoyo a los agricultores para el cumplimiento de las normas internacionales y pidió referencia a las decisiones de la Organización Mundial del Comercio sobre la eliminación de los subsidios a las exportaciones agrícolas. La UE destacó inversiones en infraestructura, precios transparentes, información de la demanda del mercado, educación, y cadenas de abastecimiento cortas.

India sugirió el uso de tecnologías de información y comunicación, creación de capacidades, y precios mínimos para los productos alimenticios. Brasil compartió sus experiencias en materia de compra institucional y los programas de alimentación escolar de origen local. China, por Asia, hizo hincapié en la innovación para agilizar el acceso al mercado e integrar a los agricultores en las cadenas de valor de los alimentos, y también el uso de las prácticas tradicionales para mejorar la seguridad alimentaria.

México, a nombre de GRULAC, destacó que el acceso a los mercados para los pequeños productores, requiere garantizar los derechos económicos, sociales y políticos de las mujeres y los jóvenes, incluidos su derecho a la educación y la salud. El MSP hizo hincapié en la necesidad de invertir en capacidad de producción y en los ambientes físicos, legales y comerciales circundantes, pidiendo un enfoque centrado en los agricultores para asegurar los beneficios de una mayor participación en el mercado.

Noruega subrayó que la cooperación, por ejemplo a través de cooperativas, es clave para que los pequeños productores tengan éxito, y pidió más investigación sobre la diversidad de los retos que enfrentan los pequeños productores.

Tailandia destacó iniciativas nacionales, incluida la participación de los pequeños productores en los mercados electrónicos. Sudán del Sur llamó la atención sobre las mujeres que son pequeñas agricultoras. Bangladesh hizo hincapié en la necesidad de reducir el papel de los intermediarios a fin de que los pequeños productores se beneficien del acceso a los mercados. La FAO subrayó la necesidad de colocar a los pequeños agricultores en el contexto más amplio del desarrollo económico y la diversificación para que sean no sólo más productivos sino también más resilientes. El MSC sugirió que se trabaje sobre el impacto del comercio internacional en los pequeños propietarios.

El MSP dijo que es importante mejorar la productividad de los agricultores para volverlos más competitivos, incluso a lo largo de la cadena de valor, como por ejemplo con habilidades y formación. Japón señaló ejemplos nacionales que apoyan el desarrollo de la cadena de valor.

El FIDA dijo que los términos a partir de los cuáles los pequeños productores son capaces de participar en los mercados afectan los niveles de pobreza, y pidió que se enfrente esto a través de medidas políticas y de inversiones en capacidad. El PMA dijo que los enfoques hacia la cadena de valor de la nutrición sensible proporcionan oportunidades para conectar a los pequeños productores con nuevos mercados.

Egipto expresó su apoyo a la igualdad de género y la potenciación de los jóvenes, el comercio justo y la protección de los pequeños productores contra las prácticas desleales. Destacando las declaraciones sobre cómo los mercados y la nutrición repercuten en el comercio, el Comité Permanente de las Naciones Unidas sobre Nutrición (UNSCN) hizo hincapié en los mercados y el comercio, pidiendo una nutrición sensible. También remarcó el uso de indicadores correctos a escalas apropiadas para los pequeños agricultores. Colombia subrayó la importancia de las recomendaciones para apoyar los procesos internos a nivel de país. Sudán pidió investigaciones sobre los pequeños productores para determinar sus necesidades reales.

WFO dijo que garantizar el acceso de los pequeños productores a los mercados debe ser un tema prioritario, pero que otros productores también necesitan apoyo, por ejemplo a través de precios justos y la capacitación, especialmente las mujeres y los jóvenes. El MSP hizo hincapié en invertir para mejorar la capacidad y la capacitación, la infraestructura y el acceso.

La Presidenta del GTCA, Gebremedhin, hizo hincapié en que los datos y pruebas sobre los mercados y su impacto en los pequeños productores son importantes para el trabajo continuo. Alentó a los miembros del Plenario a difundir las recomendaciones políticas y llevarlas a órganos de gobierno de las Naciones Unidas.

Resultado Final: En el informe, el Comité hace suyas las recomendaciones y decide transmitirlas a los órganos rectores de la FAO, el PMA y FIDA, al tiempo que solicita a la Asamblea General de la ONU que las considere y haga suyas, y garantice su amplia difusión.

Las recomendaciones (CFS 2016/43/5) tienen como objetivo abordar los principales desafíos y oportunidades para mejorar el acceso de los pequeños agricultores a los mercados, y pide, entre otras cuestiones:

  • recabar periódicamente datos completos sobre los diversos mercados y los sistemas alimentarios;
  • un entorno de mercado más favorable para los pequeños productores, que ofrezca precios justos y transparentes, y que remunere adecuadamente el trabajo y las inversiones de los pequeños agricultores;
  • mecanismos asequibles para que los pequeños productores accedan a información de mercado y precios a través de tecnologías de la información y la comunicación;
  • promoción y ampliación de oportunidades, incluyendo la implementación de programas de compras institucionales;
  • establecimiento de arreglos políticos e institucionales que permitan a los pequeños productores tener un papel eficaz y equitativo en el diseño e implementación de acuerdos contractuales;
  • mejora en el acceso a sistemas financieros inclusivos; 
  • desarrollo o mejora de la infraestructura orientada a los pequeños agricultores, como centros de riego y de pequeña escala para el procesamiento y envasado;
  • la promoción de: productos de pequeños agricultores, que aumentan los ingresos y puedan responder a la demanda del consumidor, preservando prácticas y conocimientos tradicionales y la biodiversidad agrícola; y de las cadenas cortas de abastecimiento de alimentos;
  • inversión en el desarrollo de capacidades, investigación y tecnologías innovadoras adaptadas a pequeña escala, y la transferencia de tecnología;
  • potenciar a los pequeños agricultores mediante el fortalecimiento de su acceso y control de bienes y recursos productivos;
  • dirigir la enseñanza y la formación, en particular a los jóvenes; y
  • facilitar la capacidad de los pequeños agricultores para aumentar su influencia económica y su participación en las cadenas de valor de los alimentos, actuando colectivamente y formando cooperativas.

COMPROMISO DEL CSA EN LA CONSECUCIÓN DE LA AGENDA 2030

El martes, Willem Olthof, Delegación de la UE, Presidente del GTCA sobre los ODS, presentó la propuesta para la participación del CSA a la hora de hacer avanzar la Agenda 2030, incluyendo los proyectos de decisión desarrollados por el GTCA (CFS 2016/43/6) y la nota de orientación para la contribución del CSA a HLPE 2017, que incluye un borrador (CFS 2016/43/INF/16) que sugiere que el GTCA desarrolle esta contribución y que la apruebe el Buró con mandato del Plenario.

El Plenario aprobó el proyecto de decisión. La Federación de Rusia hizo hincapié en que las cuestiones de derechos humanos deben ser tratadas por los organismos especializados de la ONU, y se registra una declaración de posición de desmarcarse de un párrafo que señala que el CSA “ofrece un espacio propicio que hace hincapié en la importancia de los derechos humanos”, señalando que no contiene un texto de consenso en el marco de las actividades del CSA, y no constituirá un precedente en la obra de CSA y otros organismos de la ONU.

El MSP destacó el enfoque sobre el ODS 2 (Hambre Cero), explicando que la nutrición y la erradicación del hambre son clave para las empresas. Cuba sugirió que la labor del CSA en el año 2017 tenga en cuenta los foros regionales, y que el CSA debe: guiarse por el internacionalmente reconocido derecho a la alimentación; trabajar para lograr el ODS 2; y reconocer que la alimentación no puede utilizarse como herramienta de opresión económica ni política.

En cuanto a la contribución del CSA a HLPF 2017, Suiza sugirió que no debería limitarse al ODS 2, sino destacar las interrelaciones con otros ODS. La UE pidió que se destaque: la labor del CSA sobre cuestiones transversales, incluyendo las VGGT; y el próximo trabajo sobre nutrición y sistemas alimentarios, y género. En nombre de Asia, la República de Corea hizo hincapié en la labor del CSA en la convergencia de políticas. La Federación de Rusia solicitó que el Plenario aprobara las futuras contribuciones al HLPF y advirtió en contra de ir más allá del mandato del CSA.

Afganistán hizo hincapié en la importancia de mantener la flexibilidad a la hora de llegar a un acuerdo sobre la contribución del CSA a HLPF 2017 hasta que se conozca más el contexto y la estructura del trabajo de HLPF. Subrayó además la importancia de los ODS 2, 5 (Igualdad de género) y 14 (Vida submarina). Brasil hizo hincapié en la importancia de la capacitación y los derechos humanos de las mujeres y sugirió que el GTCA se centre en los vínculos entre la pobreza y la seguridad alimentaria. Un representante del Asesor Especial del Secretario General de la ONU sobre la Agenda 2030, David Nabarro, dijo que es importante ponerse de acuerdo sobre los mensajes clave y recomendó mantener el esquema lo más flexible posible.

La FAO hizo hincapié en la necesidad de abordar no sólo el ODS 2, sino también los vínculos con otros ODS. EE.UU. destacó las contribuciones sobre cuestiones transversales, como la igualdad de género y el crecimiento económico, y las asociaciones para aprovechar los recursos financieros y de otro tipo. Japón priorizó el intercambio de buenas prácticas y la difusión de los resultados del CSA. Vietnam destacó las contribuciones al ODS 17 (Asociaciones y medios de implementación). Colombia hizo hincapié en la función de coordinación del CSA. Argentina hizo hincapié en las contribuciones a los derechos de las mujeres y los niños.

La Fundación Bill y Melinda Gates pidió hojas de ruta para reunir consenso y la acción para el desarrollo agrícola. El MSC subrayó la importancia de: expresar el papel de los derechos humanos en la seguridad alimentaria; promover las recomendaciones principales; y promover un marco integral y una plataforma inclusiva para el análisis de las causas profundas del hambre y la desnutrición. El MSP propuso concienciar sobre que todo el trabajo del CSA se centra en soluciones concretas para la pobreza rural. WFO pidió una mayor participación de los agricultores en las reuniones del CSA y el HLPF.

Luego, los participantes hicieron suyas las conclusiones, con una nota al pie para registrar la declaración de la Federación de Rusia. La UE destacó la naturaleza “universal, indivisible, interdependiente e interrelacionada” de los derechos humanos y su importancia para la seguridad alimentaria y la nutrición, y sugirió que esto se agregue a la contribución para HLPF 2017.

Resultado final: En el informe, el CSA respalda el documento elaborado por el GTCA sobre ODS (CFS 2016/43/6) acerca de la participación del CSA en el avance de la Agenda 2030, que se ocupa de cómo el CSA apoyará la implementación de la Agenda 2030 y la consecución a nivel nacional de los ODS de conformidad con su mandato.

Además, decide que el CSA hará aportes regulares, debidamente acordados, directamente a HLPF. Para la reunión de 2017 del HLPF el CSA decide ordenar al Buró que respalde la contribución elaborada por el GTCA sobre los ODS, luego de que en el Plenario se sugiriera que:

la contribución debe tener una introducción con algunos mensajes clave que llamen la atención sobre la labor del CSA en cuestiones transversales y hagan hincapié en su enfoque de múltiples partes interesadas, y adaptado a las necesidades del HLPF; y

que el esquema propuesto sirva como punto de partida.

EVENTO ESPECIAL: DEL ACUERDO A LA ACCIÓN EN LA APLICACIÓN DE LA AGENDA 2030: APRENDER DE LOS PRIMEROS EXÁMENES NACIONALES VOLUNTARIOS

El viernes, la Presidente del CSA, Gornass, inauguró este evento especial, organizado para compartir los primeros esfuerzos de tratamiento de la seguridad alimentaria y la nutrición en el contexto de la Agenda 2030, en el ámbito nacional (CFS 2016/43/INF/22 y 23).

El moderador David Nabarro, Asesor Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la Agenda 2030, dijo que el evento sería organizado en tres paneles de discusión, para tratar los éxitos, los desafíos y las oportunidades de la aplicación de la Agenda 2030. 

APROVECHAMIENTO DE LAS INSTITUCIONES EXISTENTES Y DE LOS MARCOS JURÍDICOS PARA LOS ODS: Amr Mostafa Kamal Helmy, Egipto, llamó la atención sobre las brechas de financiamiento para la implementación de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), y presentó la visión nacional para la implementación de la Agenda 2030, enfocada en unir las perspectivas de la vivienda, la salud pública, y la seguridad alimentaria y la nutrición.

Diego Alonso Simancas Gutiérrez, Ministerio de Relaciones Exteriores de México, se refirió a las lecciones aprendidas en el seguimiento de la implementación de los ODM para cumplir con los compromisos de la Agenda 2030, subrayando: la coherencia de las políticas en todos los niveles; la centralidad de los derechos humanos; los incentivos y la transparencia para potenciar la participación; y los problemas relacionados con el presupuesto.

Gunnvor Berge, Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega, se refirió a las experiencias de un proceso interministerial de colaboración establecido para preparar las negociaciones post-2015 y que se mantuvo durante la presentación de informes sobre ODM, señalando que creó un fuerte impulso al:  compartir la idea de que es posible un cambio transformador; y vincular el trabajo nacional con las nuevas cuestiones globales.

Valerie Nicolas, Ciudades y Gobiernos Locales Unidos, describió cómo las comunidades locales que trabajan con los gobiernos locales en Francia pueden tener impacto sobre la seguridad alimentaria mediante la promoción de la producción y el consumo local de alimentos, generar múltiples factores externos positivos y establecer nuevas formas de cooperación.

En la discusión subsiguiente, el MSC reiteró la necesidad de una amplia participación en la toma de decisiones. Afganistán describió diversos niveles de compromiso entre los ministerios y cuestionó cómo los ODS se integran con el proceso presupuestario a nivel de país, especialmente para los países que dependen de la asistencia oficial para el desarrollo. Venezuela destacó su establecimiento de agricultores, mujeres, y consejos de la juventud. El MSP dijo que los ODS son una fuerza impulsora de creación de nuevos mercados para las mujeres y las niñas, comentando que la creación de igualdad de acceso es un buen negocio.

INTEGRACIÓN DE LAS TRES DIMENSIONES DEL DESARROLLO SOSTENIBLE Y LOS ODS CON LAS PRIORIDADES NACIONALES DE SEGURIDAD ALIMENTARIA, NUTRICIÓN Y AGRICULTURA SOSTENIBLE: Xie Jianmin, representante adjunto de China ante los organismos de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura en Roma, describió el enfoque de la política agrícola en su país, que incluye: un marco de apoyo a la agricultura; la continua inversión en mejora de la agricultura y el riego de las tierras cultivables; la ciencia, la tecnología y la innovación y la mejora de variedades de alta calidad de grano, el algodón y el azúcar; un sistema de agricultura circular que aumenta la producción, pero reduce el impacto ambiental; y la reducción al mínimo de los daños causados por desastres.

Sylvie Lemmet, Ministerio de Ambiente, Energía y Mar, Francia, discutió la política alimentaria pública de su país, que se centra en la justicia social, la juventud, la reducción del 50% de los residuos de alimentos en 2030, y la limitación del transporte de los productos agrícolas locales. También describió un programa agroecológico destinado a evaluar diferentes métodos de producción, limitando el uso de los antimicrobianos, y el aumento de la investigación y la innovación.

Arne Cartridge, Yara International, MSP, destacó el potencial del sector privado a la hora de contribuir a la aplicación los ODM. A medida que la agenda de la sostenibilidad se desplaza hacia la corriente comercial, dijo, las empresas pueden ofrecer nuevas prioridades de mercado a través de la innovación en productos y la participación con el sector público.

Rob Vos, FAO, en nombre de los OSR, hizo hincapié en: los retos con respecto a la adopción de nuevas tecnologías por parte de los pequeños productores debido a los costos y la falta de acceso al crédito, los mercados y la información; y el programa de financiación del FIDA que vincula a las organizaciones de productores con esquemas de microcrédito y tierras restauradas.

En la discusión subsiguiente, Alemania presentó su proyecto de estrategia de desarrollo sostenible nacional, que incluye las prioridades nacionales para una mejor alimentación y manejo de la biodiversidad, y las prioridades mundiales sobre la lucha contra el hambre y la desnutrición.

Sudán se refirió a las novedades legislativas, destacando los desafíos en relación con las intervenciones sectoriales, las consecuencias del cambio climático y las brechas financieras. Filipinas instó a comprender mejor la dimensión social del desarrollo sostenible y subrayó la necesidad de la aplicación intersectorial integrada, teniendo en cuenta las sinergias y compensaciones.

El MSC destacó el conocimiento y la agroecología tradicionales, la concentración del mercado como una amenaza para los pequeños productores, y las oportunidades para la juventud rural. El MSP destacó el papel de la inversión y la innovación en la agricultura.

GENERAR LA APROPIACIÓN DE LA AGENDA 2030 PARA LAS PERSONAS, A TRAVÉS DE TODOS LOS NIVELES DE COLABORACIÓN: Bernard Lehmann, Secretario de Estado de Agricultura de Suiza, explicó cómo se están utilizando los mecanismos de participación tradicionales de Suiza y las nuevas asociaciones para integrar los ODS en las políticas en materia de seguridad y soberanía alimentaria, y comercio sostenible.

Verónica Cristina Vargas Román, Ministerio de Salud del Ecuador, se refirió a la ley de Ecuador sobre Soberanía Alimentaria, que: garantiza el acceso a los recursos; preserva los modelos tradicionales de producción; prioriza las cadenas de valor y los mercados locales; apoya el consumo saludable de alimentos nutricionales; y ordena la participación en todos los niveles.

Sirpa Sarlio-Lähteenkorva, Ministerio de Asuntos Sociales y Salud de Finlandia, describió las iniciativas locales que proporcionan apoyo nutricional libre para las clínicas de salud materno-infantil y comidas escolares gratuitas. A nivel nacional, destacó: la colaboración con otros países nórdicos en la elaboración de directrices comunes de la dieta; y el compromiso político en todos los sectores que utilizan una red de centros de coordinación de garantizar que se traten todos los aspectos de los ODS. Asimismo, dirigió la atención sobre consejos de seguir dietas basadas en plantas amigables con el clima, y poner límite al consumo de carne roja, y presentó la iniciativa nacional de múltiples partes interesadas llamada “Compromiso de la Sociedad con el Desarrollo Sostenible”.

La cultura e identidad de los pueblos indígenas está intrínsecamente ligadas a sus ecosistemas, dijo Taina Hedman, Consejo del Tratado Internacional Indígena, MSC, añadiendo que sin objetivos e indicadores específicos para medir el progreso en materia de derechos humanos, es poco probable que se logren los ODS. Hizo hincapié en los derechos territoriales: el consentimiento libre, previo e informado; y el deber de los Estados de establecer iniciativas específicas para aplicar y supervisar sus compromisos.

En la discusión subsiguiente, el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas (UNPFII) instó a los países a identificar a los indígenas en sus censos y priorizar el diálogo sobre los conocimientos tradicionales y el patrimonio cultural.

SEGUIMIENTO DE LA APLICACIÓN DE LAS DECISIONES Y RECOMENDACIONES DEL CSA

TÉRMINOS DE REFERENCIA PARA EL INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS Y BUENAS PRÁCTICAS: El martes, el Presidente del GTCA sobre Monitoreo del CSA, Robert Sabiiti, Uganda, presentó una visión general del proyecto de términos de referencia (CFS 2016/43/7).

El MSC dijo que los términos de referencia representan una base sólida y flexible que se puede adaptar a las circunstancias nacionales, y pidió una política clara sobre evitar conflictos de intereses. Brasil y Suiza propusieron que se desarrolle un mecanismo para examinar los resultados de los eventos nacionales y de las partes interesadas en el CSA; y Suiza sugirió que se celebre un día de supervisión antes de las sesiones del CSA. Suiza también pidió que se controle el uso de los principales productos del CSA a intervalos regulares y predecibles.

La UE alentó a las partes interesadas a hacer uso de las plataformas de múltiples interesados cuando sea posible. Tanzania, por el Grupo Africano, hizo hincapié en que los TdR sientan las bases para que todos los interesados puedan participar en el seguimiento, y apoyó continuar la labor más allá de 2017. Japón pidió un futuro evento temático sobre la aplicación de la RAI. WFO dijo que los agricultores están en la mejor posición para informar sobre los retos y las mejores prácticas para la aplicación.

El Plenario aprobó el texto de decisión leído por la Presidenta del CSA, Gornass, incluyendo los términos de referencia que proporcionan orientación a los interesados ​​sobre el intercambio de experiencias y buenas prácticas en la aplicación de las decisiones y recomendaciones del CSA, como una contribución al desarrollo incremental de un innovador mecanismo de seguimiento.

Resultado final: En el informe, el Comité aprueba los términos de referencia para compartir experiencias y buenas prácticas en la aplicación de las decisiones y recomendaciones del CSA a través de la organización de eventos a nivel nacional, regional y mundial (CFS 2016/43/7), que incluyen: orientación sobre los objetivos de eventos; principales resultados esperados; enfoque a nivel nacional, regional y mundial; identificación de buenas prácticas; y organización de sesiones temáticas globales en el CSA.

El CSA también anima a los interesados ​​a continuar compartiendo sus experiencias y mejores prácticas de forma voluntaria a través de los eventos descritos en los términos de referencia; y recomienda que el GTCA sobre Monitoreo continúe su trabajo para ponerse de acuerdo sobre cómo supervisar periódicamente la aplicación de productos del CSA.

EVENTO TEMÁTICO GLOBAL: Directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia: El miércoles, el Moderador Gregory Myers, especialista principal de Administración de Tierras, Banco Mundial, dijo que los objetivos del evento son: el intercambio de buenas prácticas y aprender de las experiencias; seguimiento de los avances en la aplicación de las VGGT; y aumentar el conocimiento y la comprensión de las VGGT. Dijo que se recibieron 62 experiencias sobre la utilización y aplicación de las VGGT, centrándose en la sensibilización, desarrollo de capacidades, la reforma de los marcos legales y de política, puesta en funcionamiento de las plataformas VGGT y de múltiples partes interesadas.

A. M. Camara, en nombre de Modou Mboup, Ministerio de Agricultura y Equipamiento Rural de Senegal, se refirió al proceso de reforma agraria, que involucra una plataforma de múltiples partes interesadas con actividades relacionadas con las VGGT, y destacó la firme voluntad política a nivel de gobierno, la movilización de la sociedad civil, y las iniciativas de difusión y de creación de capacidades.

Ir. Wiratno, Ministerio de Ambiente y Bosques de Indonesia, presentó la reforma nacional de la tenencia en el sector forestal, con el objetivo de transferir 2,7 millones de hectáreas de tierras forestales propiedad del Estado a las comunidades dependientes de los bosques en los próximos cinco años. Luego llamó la atención sobre el enfoque hacia múltiples sectores interesados, lo que produjo un cambio en las culturas burocráticas, la mejora de la tierra y la gobernanza forestal, y el fortalecimiento de la gobernabilidad a nivel de las aldeas. Observando cómo la gestión participativa contribuye a mejorar el uso de los recursos y la resolución de conflictos, destacó los desafíos, incluyendo la falta de coordinación entre los gobiernos central y provincial y el reconocimiento de los derechos consuetudinarios.

Juan Pablo Díaz Granados Pinedo, Viceministro de Desarrollo Rural de Colombia, dijo que las VGGT son una “luz de guía” para las reformas a realizar a medida que su país se recupera de una larga historia de conflictos. Describió avances relacionados con la tenencia de la tierra, incluyendo: una agencia específica sobre gobernanza de la tenencia; la Ley de Restitución de Tierras, que se centra en regresar la tenencia a las víctimas de los conflictos armados, señalando que ya 180.000 hectáreas han sido devueltas a los propietarios originales; un proyecto de ley destinado a sancionar la pesca ilegal; y un acuerdo firmado con la FAO y WWF que designa 4 millones de euros para la aplicación de las VGGT a los parques nacionales.

Naseegh Jaffer, Foro Mundial de Pueblos Pescadores y Coordinador del Grupo de Trabajo de Seguimiento del CSA, presentó un informe de la sociedad civil sobre experiencias en 44 países. Afirmó que la aplicación de las VGGT reafirmó la visibilidad de los derechos sobre la tierra, pero no generó la rendición de cuentas y la tenencia basada en los derechos humanos. Además, dijo que su implementación condujo a un aumento de su uso como un documento estándar y de referencia en los procesos de reforma política, pero no se tradujo automáticamente en leyes y políticas nacionales. Observó que las VGGT pueden ser especialmente útiles para las comunidades afirmando los derechos sobre la tierra allí donde las leyes nacionales son débiles. Además, hizo hincapié en: la violencia y la persecución que sufren los defensores de los derechos de la tierra; la necesidad de vincular la tenencia de la tierra y las directrices de la pesca a pequeña escala; los derechos de la tenencia ancestral y tradicional; y la atención a los derechos de las mujeres y los jóvenes.

John Young Simpson, MSP, dijo que el sector privado es el mayor impulsor de la reducción de la pobreza, incluyendo el 60% del producto interno bruto y el 90% de los puestos de trabajo en los países en desarrollo, e informó que varias empresas agroindustriales grandes están comprometidas con las VGGT. También destacó que el MSP crea conciencia sobre las VGGT a través de la distribución de boletines regulares a más de 1.000 empresas, y destacó los desafíos en cuanto al complejo tenor de las Directrices, que no permiten un fácil uso y aplicación en el terreno.

En el debate subsiguiente, muchos hicieron hincapié en la importancia de la VGGT para la reforma agraria incluyente y para asegurar el acceso a los recursos naturales, en particular para los grupos vulnerables y las mujeres. Los participantes también compartieron ideas sobre la exitosa aplicación de las VGGT mediante el establecimiento de plataformas de múltiples partes interesadas y la elaboración de directrices o manuales como herramientas de difusión. Muchos también pidieron más creación de capacidades, sensibilización y traducción a los idiomas locales.

Sierra Leona informó que la aplicación de las VGGT dio lugar a una fuerte identificación nacional con la reforma agraria y la incorporación de las VGGT en los marcos legales y de política pertinentes. México informó sobre el establecimiento de un registro de la propiedad consolidado y el uso las VGGT en el desarrollo de una estrategia para reducir las emisiones derivadas de la deforestación y la degradación forestal.

La FAO afirmó que las VGGT se han convertido en el estándar global para la tenencia de la tierra e indujeron un cambio cultural hacia una verdadera participación de los interesados. La UE hizo hincapié en que la adopción de un indicador de la tierra bajo los ODS ayuda a mantener el impulso en torno a la gobernabilidad de la tierra, y pidió a los inversores y los gobiernos que traduzcan las VGGT en herramientas operacionales y las incorporen en sus responsabilidades de diligencia debida. El Reino Unido instó a establecer un mecanismo de seguimiento para todas las partes interesadas, destacando que ello también movilizará inversiones.

El MSC subrayó la importancia de las VGGT para analizar el acceso de las mujeres a los recursos, abordar el desempleo juvenil, y dar seguimiento a los marcos legales y de política. Tras destacar que habla por el Grupo de Trabajo Global de Donantes sobre la Tierra, EE.UU., dijo que las VGGT representan una visión común de los derechos sobre tierras y recursos legítimos, que han, entre otras acciones, ayudado a atender las amenazas de “acaparamiento de tierras”. Venezuela hizo hincapié en la necesidad de una voluntad política para implementar un marco normativo que aplique las VGGT y rechace la criminalización de los defensores de derechos sobre la tierra.

Brasil informó sobre el desarrollo de una guía para la implementación de las VGGT y un manual para apoyar su uso en los países de habla portuguesa. Bangladesh dijo que ahora se emiten títulos nacionales de tierras para hombres y mujeres como resultado de las VGGT. Argentina llamó la atención sobre la difusión de las VGGT entre los que no tienen acceso a la tecnología.

Tanzania, por el Grupo Africano, llamó la atención sobre el Marco de la Unión Africana y Directrices sobre la Política de Tierras. Haití pidió que se identifiquen los países con conflictos por la tierra. El MSP destacó que ocuparse de la inseguridad de la tenencia es fundamental para todas las partes interesadas, llamando a la sensibilización entre los fondos de inversión agrícola.

El MSC dijo que hubo abuso de las VGGT para gestionar la reputación de responsabilidad social corporativa. Sudán señaló que el derecho consuetudinario provoca tensiones entre las tribus e informó sobre el uso de las VGGT para apoyar a los pequeños productores en Darfur. Brasil, a nombre de la Comunidad de países de habla portuguesa, describió su establecimiento de consejos de seguridad alimentaria y nutrición a nivel nacional para mejorar la información regional para el CSA.

China informó acerca de seminarios sobre uso y tenencia de la tierra. El MSC instó a hacer frente a las violaciones y los derechos humanos y sobre la tierra en situaciones de conflicto. Palestina pidió apoyo para sus pequeños productores. 

La Presidenta del CSA Gornass presentó un proyecto de conclusiones, que sostiene que: las VGGT han sido ampliamente utilizadas; los desafíos incluyen la representación efectiva de los beneficiarios principales, el limitado conocimiento y comprensión, y la violencia contra los defensores de derechos humanos; y que las buenas prácticas incluyen habilitar a todos los interesados, el establecimiento de plataformas de múltiples partes interesadas, la promoción de la participación política, y la incorporación de las VGGT en los marcos legales y de política. El MSC propuso reflejar la necesidad de métodos cualitativos para la monitorización. La UE agregó una referencia al empoderamiento de la mujer, la sensibilización y la creación de capacidades.

La Presidenta del CSA, Gornass, presentó las conclusiones revisadas. La Federación de Rusia cuestionó el significado de monitorización “independiente”, y los participantes finalmente accedieron a la vigilancia “robusta, basada en la evidencia e inclusiva”. Los participantes acordaron hacer referencia a “habilitar a todos los interesados, especialmente a los grupos más vulnerables y marginados, y a las personas en todas las situaciones de conflicto, incluyendo en las crisis prolongadas”.

Resultado final: En el informe se señala que las VGGT deben monitorizarse de forma regular.

COMPROMISO DEL CSA CON EL AVANCE EN LA NUTRICIÓN

El miércoles, el Plenario aprobó la propuesta para la participación del CSA en la promoción de la nutrición, preparada por el GTCA sobre Nutrición (CFS 2016/43/9).

Khaled El-Taweel (Egipto), Presidente del GTCA sobre Nutrición, presentó los resultados del GTCA, incluyendo una propuesta de áreas de interés para el próximo informe del HLPE sobre sistemas de alimentación y nutrición, y una propuesta de contribución del CSA para hacer frente a la desnutrición global en todas sus formas.

Muchos apoyaron la corriente de trabajo sobre la nutrición y dirigieron la atención al próximo informe del HLPE y a la labor política resultante.

Tras subrayar que la nutrición se basa en el conocimiento ancestral y local en armonía con la naturaleza y la cultura, el MSC advirtió en contra de sistemas que rompan la cultura de los alimentos. La República Dominicana, a nombre de la Comunidad de América Latina y el Caribe (CELAC), elogió los esfuerzos para elevar el derecho humano a la alimentación a un marco legal y movilizar recursos. Asimismo, subrayó la necesidad de: consolidar mecanismos coordinados; mejorar la igualdad de género; y abstenerse de adoptar medidas unilaterales incompatibles con el derecho internacional o utilizar los alimentos como instrumento de presión política o económica.

La UE hizo hincapié en que la Agenda de Nutrición Global de la ONU y el Decenio de Acción sobre Nutrición aceleran la implementación de políticas de seguridad alimentaria y nutrición. Destacó la educación nutricional, y la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres. Japón presentó una serie de acciones globales en materia de nutrición que incluyen iniciativas de colaboración en África y su trabajo a través de grupos de trabajo del G7 para elevar la concienciación sobre la seguridad alimentaria y la nutrición y para empoderar a la mujer.

El UNSCN y la FAO expresaron su disposición a participar en el proceso entre sesiones. UNICEF hizo hincapié en la iniciativa de “Los primeros 1.000 días” y en intervenciones sostenidas en los casos de conflicto y crisis, y señaló que la inversión en la nutrición puede ayudar a romper el ciclo intergeneracional de la pobreza. La OMS sugirió que las discusiones del CSA contribuyen a garantizar que las inversiones agrícolas mejoren la calidad de lo producido en lugar de su cantidad. La Federación de Rusia hizo hincapié en la necesidad de coordinación entre las agencias. EE.UU. resaltó el rol del CSA a la hora de abordar los vacíos en las políticas y otros retos, añadiendo que debe abstenerse de supervisar o evaluar los avances de los países en relación con las metas de nutrición. El Grupo Africano dijo que el futuro trabajo del GTCA debería centrarse en el programa de trabajo de la Década de la ONU y las propuestas para que sean consideradas en CSA 44.

Cuba elogió la referencia al derecho a la alimentación. Ecuador y el MSC solicitaron que se aborden los potenciales conflictos de interés. Haciendo hincapié en que los sistemas alimentarios actuales no pueden generar una alimentación sana a un tercio de la población mundial, Suiza puso de relieve la necesidad de promover la producción diversa de alimentos utilizando la biodiversidad agrícola.

El MSP subrayó el compromiso del sector privado con la búsqueda de soluciones para empoderar a las mujeres y mejorar su nutrición. Noruega propuso reconocer al océano como fuente de nutrición y la necesidad de reducir las pérdidas de alimentos en la cadena de valor de los productos del mar. El PMA destacó: garantizar el acceso de los consumidores a dietas nutricionalmente adecuadas; que se tenga en cuenta la lucha contra la desnutrición en un contexto humanitario; y las asociaciones. WFO priorizó iniciativas específicas para apoyar a las mujeres, y destacó el papel de las asociaciones.

Resultado final: En el informe, el CSA respalda el documento sobre el compromiso del CSA en el Avance de la Nutrición (CFS 2016/43/9), que propone un marco para que el CSA intensifique su contribución a la lucha mundial contra la malnutrición en todas sus formas. Invita al GTCA sobre Nutrición a: examinar el proyecto de informe del HLPE sobre los sistemas de nutrición y alimentación; discutir el programa de trabajo de la Década de Acción sobre Nutrición 2016-2025 de la ONU; y presentar al CSA 44 contribuciones potenciales. También pide a la Secretaría, sujeto a la disponibilidad de recursos, que organice eventos de nutrición para desarrollar la comprensión común de los problemas y sentar las bases para la convergencia de políticas informadas y la coordinación del trabajo del CSA.

PROGRAMA PLURIANUAL DE TRABAJO

El miércoles, Md Mafizur Rahman (Bangladesh), Presidente del GTCA sobre el PPT, presentó el resultado del trabajo del GTCA, que incluía la propuesta de un informe del HLPE sobre asociaciones de múltiples partes interesadas para financiar y mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición en el marco de la Agenda 2030 (CFS 2016/43/10). El Secretario del CSA, Fulton, explicó que el CSA tiene un déficit de financiación de US$ 1,5 millones para el trabajo del HLPE, y otros vacíos para los flujos de trabajo, incluidas la capacitación y las actividades de empoderamiento de las mujeres en la nutrición y la vigilancia.

El Pacto Mundial de las Naciones Unidas para el MSP propone la seguridad de los alimentos como el tema del informe de HLPE 2019. Indonesia, a nombre de Asia, alentó la movilización de todos los recursos disponibles y la reducción del ODS 2 con el ODS 17. Argelia, a nombre del Grupo Africano, destacó la participación de la comunidad de investigación.

Suiza prefirió un programa de trabajo plurianual de cuatro años y, junto con Bangladesh, alentó a los miembros del GTCA a considerar temas críticos y emergentes como prioridad. La Federación de Rusia sugirió que el programa de trabajo plurianual para 2018-2019 sea menos ambicioso. La UE pidió un programa de trabajo plurianual selectivo y realista y apoyó la labor del HLPE sobre asociaciones entre múltiples interesados, incluyendo mecanismos innovadores de asociaciones con el sector privado y la academia.

El jueves, México dijo a nombre del GRULAC que la selección de temas para el trabajo del HLPE debe basarse en el consenso, y no simplemente en el resultado de un ejercicio de clasificación. México pidió que la interdependencia entre la agricultura y la biodiversidad se incluya en la lista de criterios para la selección de futuros temas de trabajo. Brasil hizo hincapié en la necesidad de sinergias con otros organismos e iniciativas de la ONU.

El MSC expresó su preocupación por el limitado alcance del tema de informe de 2018. WFO recibió con agrado el enfoque en asociaciones con agricultores y sus organizaciones.

La Presidenta del CSA, Gornass, presentó un texto revisado de decisión, incluyendo: solicitar al HLPE que prepare una nota sobre las nuevas cuestiones para 2017 y un estudio sobre las asociaciones de múltiples partes interesadas para la financiación para 2018; una recomendación al GTCA para que prepare una propuesta realista para el programa de trabajo plurianual 2018-2019; y alentar a las partes interesadas a contribuir con el presupuesto del CSA.

Con respecto a las contribuciones al presupuesto del CSA, los participantes acordaron una propuesta de Ecuador y Egipto para subrayar la importancia de los recursos para los servicios de traducción e interpretación para la participación de los interesados. También acordaron incluir referencias a explorar una solución a largo plazo para garantizar la predictibilidad presupuestaria, conforme a lo solicitado por el MSC; y para explorar la posibilidad de cambiar a un ciclo de cuatro años el programa de trabajo plurianual, según lo sugerido por la Federación de Rusia y la UE.

Resultado final: En el informe, el Comité:

  • pide al HLPE que lleve a cabo un estudio sobre las asociaciones de múltiples partes interesadas para financiar y mejorar la seguridad alimentaria y la nutrición en el marco de la Agenda 2030 para 2018;
  • toma nota de la decisión del Buró de solicitar al HLPE que prepare una nota sobre los temas críticos y emergentes para la seguridad alimentaria y la nutrición;
  • adopta criterios de selección adicionales para la futura labor del CSA; 
  • recomienda que el GTCA desarrolle una propuesta de actividades para el CSA en el bienio 2018-2019, teniendo en cuenta los recursos disponibles y la necesidad de una carga de trabajo manejable;
  • alienta a los miembros del CSA a: aportar recursos extrapresupuestarios no asignados al presupuesto del CSA y a asegurar que estén disponibles los recursos para la traducción y la interpretación; y a explorar soluciones a largo plazo para hacer frente a previsibilidad del presupuesto del CSA basado en el consenso.

FORO SOBRE URBANIZACIÓN, TRANSFORMACIÓN RURAL E IMPLICACIONES PARA LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y LA NUTRICIÓN

La Presidenta del CSA, Gornass, inauguró el Foro el jueves por la mañana, explicando que incluiría presentaciones y discusiones sobre: ​​cambios en la dinámica rural-urbana, sus implicaciones para la seguridad alimentaria y la nutrición y los cambios políticos potenciales necesarios para hacerles frente; experiencias prácticas sobre enfoques integrados de política a través de las zonas rurales y urbanas; y una decisión sobre el camino a seguir.

La moderadora Corinna Hawkes, Centro para la Política de Alimentos, City University de Londres, pidió un enfoque integrado y una nueva forma de pensar la política para mantenerse al día con la dinámica cambiante del sistema alimentario mundial.

Preeti Ahuja, Banco Mundial, identificó las principales tendencias, incluyendo: cambios demográficos, tales como una creciente población joven y una fuerza de trabajo de los agricultores en envejecimiento; conflicto, violencia y personas desplazadas por la fuerza; mega-ciudades y pueblos secundarios, y un gran número de personas que viven en los barrios pobres; el cambio climático y los retos y el potencial de la agricultura; y los problemas múltiples relacionados con la malnutrición. 

Cecilia Tacoli, Instituto Internacional para el Medio Ambiente y el Desarrollo, subrayó el paso de un mundo de productores a un mundo de consumidores, y las tendencias de crecimiento de la población que resultan en el crecimiento de las poblaciones de los barrios marginales. Hizo hincapié en la necesidad de abordar la inseguridad alimentaria rural y urbana a través desde un enfoque holístico.

Con respecto a los cambios de política necesarios, Ahuja puso de relieve la necesidad de sistemas multisectoriales y multidimensionales pensando en: la promoción de la agricultura climáticamente inteligente y sensible a la nutrición; permitir el negocio de la agricultura y la participación de los jóvenes; utilizar un enfoque territorial y espacial, que una el nivel de la ciudad con la planificación nacional de la agricultura, el agua y la salud; y hacer frente a las carencias de datos. Tacoli hizo hincapié en la necesidad de una acción local y de un enfoque holístico para discutir cómo las políticas sectoriales pueden limitar dicha acción.

Nima Nango Dembele, Ministro de Ganadería y Pesca, Malí, se refirió a los desafíos y oportunidades de una liberalización ordenada de los mercados agrícolas, teniendo en cuenta: los aumentos en la productividad del trabajo y de la tierra; beneficios para las mujeres y los jóvenes a través de tecnologías que permitan la creación de nuevos puestos de trabajo en la elaboración de alimentos; y una plataforma multisectorial, de múltiples partes interesadas que coordine a las partes interesadas y desarrolle políticas integrales.

Bernard Lehmann, Secretario de Estado de Agricultura, Suiza, habló sobre el sistema alimentario en evolución de su país que se caracteriza por altos costos de producción y la expansión urbana en las zonas rurales de producción. Asimismo, destacó las oportunidades de interacción directa entre productores y consumidores habilitadas a través de Internet, los sistemas de distribución de alimentos rápidos, la agricultura urbana, y las granjas multifuncionales.

Christiane Araujo Costa, Instituto Polis, Brasil, dijo que más de 19 millones de personas han salido de la pobreza en Brasil a través de políticas coordinadas, tales como el plan municipal para la seguridad alimentaria de San Pablo, que incluye medidas para aumentar la proporción de alimentos orgánicos comprada a la agricultura familiar local en los programas de alimentación escolar, el apoyo a la agricultura urbana y peri-urbana, una reforma de los mercados públicos, y los bancos de alimentos para evitar su desperdicio.

Fernando Correa Peláez, asesor general de la Alcaldía de Medellín, Colombia, se refirió a los esfuerzos para mejorar el acceso de alimentos para las poblaciones marginadas, apoyando al mismo tiempo a los productores. Describió: la provisión de alimentos en las escuelas; la creación de asociaciones para reducir intermediarios y aumentar los ingresos de los productores; el establecimiento de centros de comida en las zonas pobres para ampliar el suministro de alimentos básicos a bajo costo; y la concesión de préstamos y asistencia técnica a bajo costo.

En la discusión subsiguiente, Alemania señaló que las políticas de vinculación de productores urbanos locales con los mercados regionales deben mejorarse y que deben coincidir el desarrollo rural y urbano. Camerún, a nombre del Grupo Africano, se refirió a la necesidad de armonizar los conceptos, términos y políticas relativas a las fronteras entre las zonas rurales y urbanas, sobre todo para evitar las desigualdades, e hizo hincapié en las sinergias entre el CSA y el COAG. La UE dijo que la transformación rural inclusiva podría aumentar el empleo rural y frenar la migración.

Afganistán pidió inversiones en las zonas rurales y la diversificación de las economías rurales para reducir la migración hacia las zonas urbanas y satisfacer las cambiantes necesidades dietéticas. India hizo hincapié en el papel de los sistemas de distribución pública de alimentos y las transferencias directas de efectivo en las zonas urbanas.

Nigeria destacó herramientas legales prácticas y el desarrollo de infraestructura, y sugirió que el CSA se ocupe de los impactos de las importaciones de alimentos en la seguridad alimentaria y la nutrición, en los países en desarrollo. China sugirió que se una la urbanización con las dietas cambiantes. Venezuela pidió políticas públicas de reducción de la desigualdad y que se capacite a los excluidos.

El MSC expresó su preocupación por que el proceso de urbanización se considera inevitable, teniendo en cuenta que entre los motores que la impulsan se encuentra el desplazamiento forzado, la apropiación de tierras y la presión del mercado internacional. Sugirió que la corriente de trabajo puede contribuir a la regeneración de las zonas rurales. Brasil pidió políticas que mejoren la productividad y aumenten la producción garantizando al mismo tiempo la sostenibilidad, como la agroecología, la infraestructura y la educación en las comunidades rurales. El MSP hizo hincapié en la necesidad de mejorar la calidad de vida rural, para mantener a la juventud rural en sus áreas de origen y atraer a los jóvenes urbanos.

Los panelistas destacaron, entre otros: el papel de las ciudades pequeñas; vías de producción hasta el consumo; la compra directa, de infraestructura y de provisión de servicios públicos; motivar a la juventud; y la acción política de múltiples niveles, la coordinación y un enfoque integrado. Malasia, a nombre de Asia, hizo hincapié en los desafíos de la urbanización en la región. Ecuador solicitó mayor énfasis en las áreas periurbanas.

Con respecto a los trabajos futuros, la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos subrayó que el futuro trabajo del CSA debe adoptar un enfoque basado en los derechos humanos, teniendo en cuenta los principales efectos de la urbanización sobre el derecho a la alimentación. Haciendo hincapié en que la urbanización está desarraigando a los pueblos indígenas, el FPNU sobre Cuestiones Indígenas puso en relieve la necesidad de participación e inclusión plenas y efectivas. El MSC declaró que los trabajos ulteriores deben integrar el cambio climático, ser coherentes con los ODS, tener raíces en los derechos humanos, y promover la coherencia de las políticas. Tomando nota de los obstáculos a la participación, se propuso un grupo de trabajo para definir el alcance y el contenido del trabajo adicional. El MSP hizo hincapié en que el trabajo debe adaptarse a los recursos disponibles. La UE y los EE.UU. solicitaron que el trabajo adicional esté sujeto a la disponibilidad de fondos. La UE pidió además una referencia a la igualdad de género. Brasil, con Ecuador, Argentina, Colombia y el MSC llamó a alinear la labor del CSA con los resultados de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Vivienda y Desarrollo Urbano Sostenible (Hábitat III).

El Plenario debatió si el GTCA sobre Urbanización y Transformación Rural debería formular recomendaciones de política o un compendio de enfoques de política eficaces; y si se debe pedir al HLPE que prepare un informe sobre el tema en general. En la extensa discusión también se trató de aclarar que la decisión de establecer un GTCA sobre urbanización y transformación rural se había hecho en el CSA 42 cuando se adoptó el programa de trabajo plurianual 2016-2017.

Resultado final: En el informe, el Plenario solicita al GTCA sobre urbanización y transformación rural que acuerde un proceso para recopilar experiencias y enfoques de políticas eficaces para abordar la seguridad alimentaria y la nutrición en el contexto de la evolución de la dinámica rural-urbana; y alienta al GTCA sobre el programa de trabajo plurianual a que considere si se debe incluir un informe del HLPE sobre el tema en las prioridades 2018-2019, teniendo en cuenta la carga de trabajo del CSA y los recursos disponibles.

MARCO ESTRATÉGICO MUNDIAL PARA LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y LA NUTRICIÓN

El jueves, Fernanda Mansur Tansini, Brasil, Presidenta del GTCA sobre el GSF presentó la quinta versión del MEM sobre la base de los resultados del GTCA (CFS 2016/43/13). El Plenario aprobó la decisión sobre el GSF (CFS 2016/43/12).

Resultado final: En el informe, el CSA respalda la quinta versión del MEM (CFS 2016/43/13), que incluye las recomendaciones de política sobre el agua para la seguridad alimentaria aprobado en el CSA 42, cifras estadísticas actualizadas del Informe SOFI 2015, y una párrafo sobre el Marco de Acción para la Seguridad Alimentaria y la Nutrición en crisis prolongadas aprobados en el CSA 42.

ESTADO DE LA INSEGURIDAD ALIMENTARIA EN EL MUNDO Y AGENDA 2030

El martes, Pietro Gennari, Jefe de Estadística de la FAO, en nombre de los OSR, presentó el seguimiento de la seguridad alimentaria y la nutrición en la Agenda 2030. Destacó que el informe de 2017 sobre el estado de la inseguridad alimentaria en el mundo se ampliará a la nutrición, y que los OSR colaborarán con la OMS, y también con UNICEF y el Banco Mundial. Dijo que el informe incluirá secciones sobre: el seguimiento del hambre y la malnutrición; y las sinergias y compensaciones con otras metas de los ODM, destacando que la versión 2017 se centrará en la paz, los conflictos y la seguridad alimentaria. Asimismo, presentó estadísticas que muestran que, si bien se han logrado avances significativos en la reducción de la prevalencia de la subnutrición, las grandes disparidades permanecen entre y dentro de las regiones, y que quedan 793 millones de personas desnutridas, y que en todas las regiones se informa que aumenta la prevalencia de la obesidad. Luego discutió más vacíos de información y medición y los retos de monitorización.

La OMS sugirió que el informe se ocupe de todas las metas y elementos relacionados con la desnutrición, y examine la calidad de los alimentos, además de la cantidad, y, con UNICEF, destacó las estimaciones de malnutrición de UNICEF/OMS y el Banco Mundial. La UE pidió la promoción de la colaboración entre organismos a nivel de los países. Brasil solicitó orientación sobre la adaptación de los indicadores nacionales a los globales. El GRULAC hizo hincapié en la necesidad de fortalecer los sistemas nacionales de estadística. Afganistán preguntó sobre posibles aportes de otros organismos, incluyendo las instituciones regionales y la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, y sugirió que se prioricen países para la inclusión y la recopilación de datos. EE.UU. apoyó procesos que reflejen los datos más actualizados posibles. Sudán llamó la atención sobre el impacto del cambio climático y la desertificación en el retraso del crecimiento y la malnutrición. WFO pidió la participación de los agricultores en el desarrollo de indicadores y el monitoreo del progreso.

Destacando que se espera una ola de megafusiones en el sector agroquímico, que daría lugar a que tres empresas controlen el 60% de las ventas mundiales de semillas comerciales y el 71% de las ventas de plaguicidas, el MSC propuso discutir su impacto en la seguridad alimentaria como una cuestión de urgencia, durante un intervalo del Plenario. En respuesta, EE.UU., la UE y la Federación de Rusia expresaron su preocupación por la falta de preparación y sin pasar por el reglamento. Australia, con Canadá y Argentina, sugirió la realización de un debate informal sobre megafusiones. Islandia puso de relieve la necesidad de crear un espacio en el futuro para que el Plenario pueda discutir temas emergentes. El miércoles, la Presidenta del CSA, Gornass, aclaró que la discusión sobre megafusión se organizará como un evento del MSC.

EVALUACIÓN DEL CSA

El viernes por la tarde, el Plenario escuchó un informe sobre la evaluación de la eficacia del CSA, presentado por la responsable de la evaluación del CSA, Angela Bester. Bester: dio la bienvenida a sugerencias, haciendo hincapié en que la evaluación es independiente; subrayó esfuerzos para hablar con la mayor gama posible de personas; e hizo hincapié en el apoyo de las OSR, el MSC y el MSP. Y llegó a la conclusión de que el equipo de evaluación concluirá sus trabajos a principios de 2017 y propuso recomendaciones, aunque la responsabilidad de la decisión recae en el CSA.

Ecuador destacó el papel de los gobiernos y sus responsabilidades hacia sus ciudadanos, y sugirió que esto se tenga en cuenta en la evaluación de los procesos de participación del CSA. La UE dijo que las evaluaciones pueden ayudar a que el CSA haga ajustes en el contexto de la Agenda 2030 y el Acuerdo de París, y priorice las actividades. Bangladesh recomendó la participación de las personas a nivel de base. El MSC hizo hincapié en que la evaluación asegura el espacio y voz a los más afectados por la inseguridad alimentaria, la centralidad del enfoque de derechos humanos, y la inclusión de cuestiones emergentes y cuestiones relacionadas con los conflictos de intereses.

OTROS ASUNTOS

El viernes por la tarde, el Plenario aprobó que Brasil y México sean nuevos miembros del Buró del GRULAC, con Argentina y Ecuador como suplentes; y a Alemania como nuevo miembro de la Región Europea, con Italia como suplente.

El Secretario del CSA, Fulton, anunció que CSA 44 tendrá lugar del 9 al 13 de octubre de 2017, en Roma. Observó que la asistencia al CSA había crecido en cerca de 450 participantes desde CSA 41.

El Presidente del Comité de Redacción, Mateo Hooper (Nueva Zelanda), presentó el informe de la reunión (CFS 2016/43 DRAFT REPORT), que fue aprobado por aclamación.

La FAO destacó que el CSA esté “abriendo nuevos campos de conocimiento” sobre la seguridad alimentaria y la nutrición y utilice un “modelo que funciona en el sistema de la ONU”.

En cuanto a la participación, el MSC solicitó que el CSA se ocupe de la confusión respecto a los roles de participantes y observadores, aclare los términos de la participación del sector privado en el CSA, y desarrolle salvaguardas sólidas contra los conflictos de intereses. Liberia instó a los países a centrarse en la aplicación y el seguimiento.

La Presidenta del CSA Gornass clausuró la reunión a las 4:04 de la tarde.

PRÓXIMAS REUNIONES

Séptima Conferencia Internacional sobre Estadísticas Agrícolas: La conferencia se llevará a cabo bajo el tema La modernización de las estadísticas agrícolas en apoyo de la Agenda para el Desarrollo Sostenible”.  fechas: 26-28 de octubre de 2016  lugar: Roma, Italia  contacto: Kafkas Caprazli  teléfono: + 39-6-570-54916 correo electrónico: Kafkas.Caprazli@fao.org  www: http://icas2016.istat.it/

Cuarto período de sesiones del GTCA sobre Nutrición del CSA: El Grupo de Trabajo discutirá el proyecto de informe del HLPE sobre los sistemas de nutrición y alimentación.  fecha: 4 de noviembre de 2016  lugar: Roma, Italia  contacto: Secretaría del CSA  correo electrónico: cfs@fao.org www: http://www.fao.org/cfs/workingspace/en/

Consejo de la FAO: La 155ª reunión ordinaria del Consejo se ocupará de cuestiones administrativas y financieras.  fechas: 5-9 de diciembre de 2016  lugar: Roma, Italia  contacto: Consejo y División de Protocolo + 39-6-570-57051  correo electrónico: FAO Council@fao.org www: http://www.fao.org/about/meetings/council/cl155/documents/en/

Simposio Internacional sobre Sistemas Alimentarios Sostenibles para la alimentación sana y una mejor nutrición: Coorganizado por la OMS y la FAO, y como seguimiento a la 2ª Conferencia Internacional sobre Nutrición, el Simposio se centrará en: políticas de oferta y medidas para aumentar el acceso a una alimentación sana; políticas de demanda y las medidas para aumentar el acceso y la capacitación de los consumidores a elegir una alimentación sana; y medidas para fortalecer la rendición de cuentas, la resiliencia y la equidad dentro del sistema alimentario.  fechas: 1 y 2 de diciembre de 2016  lugar: Roma, Italia  contacto: OMS  correo electrónico: FAO-HQ@fao.org www: http://www.fao.org/about/meetings/sustainable-food-systems-nutrition-symposium/about-the-symposium/en/

Sexto período de sesiones del GTCA sobre los ODS del CSA: En esta sesión se trabajará sobre la contribución del CSA a la sesión de 2017 del HLPF.  fecha: 10 de enero de 2017  lugar: Roma, Italia  contacto: Secretaría del CSA  correo electrónico: cfs@fao.org www: http://www.fao.org/CFS/workingspace/en/

Foro Mundial para la Alimentación y la Agricultura 2017: Organizado por el Ministerio de Alimentación y la Agricultura de Alemania, este Foro se enfoca en cuestiones centrales sobre el futuro de la industria agroalimentaria mundial. El tema de 2017 es “Agricultura y Agua: La clave para Alimentar al mundo”.  fechas: 19-21 de enero de 2017  lugar: Berlín, Alemania  contacto: Secretaría de GFFA  correo electrónico: info@gffa-berlin.de www: http://www.gffa-berlin.de

Decimosexto período de sesiones de la Comisión de Recursos Genéticos para la Alimentación y la Agricultura: CRGAA 16 abordará, entre otras cosas, la preparación de informes sobre el estado de la biodiversidad del mundo para la Alimentación y la Agricultura y la situación de los recursos genéticos acuáticos en el mundo para la alimentación y la agricultura, y su programa de trabajo sobre el cambio climático.  fecha: 30 de enero al 3 de febrero de 2017  lugar: Roma, Italia  contacto: Secretaría de la CRGAA  correo electrónico: cgrfa@fao.org www: http://www.fao.org/nr/cgrfa/cgrfa-home/en/

Quinta sesión del GTCA sobre Nutrición del CSA: El Grupo de Trabajo discutirá el programa de trabajo de la Década de Acción sobre Nutrición.  fecha: 2 de febrero de 2017  lugar: Roma, Italia  contacto: Secretaría del CSA  correo electrónico: CFS@fao.org  www: http://www.fao.org/cfs/workingspace/en/

40ª sesión del Consejo de Administración del FIDA: En esta sesión se nombrará a un nuevo presidente con un mandato de cuatro años, que asumirá el cargo el 1º de abril de 2017.  fechas: 14-15 de febrero de 2017  lugar: Roma, Italia  contacto: FIDA  correo electrónico: ifad@ifad.org www: https://www.ifad.org/who/president/tags/2109081

Primera sesión del GTCA sobre urbanización y la transformación rural del CSA: El Grupo de Trabajo discutirá la compilación de experiencias y enfoques de política para abordar la seguridad alimentaria y nutricional en el contexto de la evolución de la dinámica rural-urbana.  fecha: 11 de mayo de 2017  lugar: Roma, Italia  contacto: Secretaría del CSA  correo electrónico: cfs@fao.org www: http://www.fao.org/cfs/cfs-home/en/

CSA 44: La 44ª reunión del CSA abordará, entre otros temas, la participación en la nutrición y en la promoción de la Agenda 2030, y el seguimiento de las decisiones del CSA.  fechas: 9-13 de octubre de 2017  lugar: Roma, Italia  contacto: Secretaría del CSA  correo electrónico: cfs@fao.org www: http://www.fao.org/cfs/cfs-home/en/