Share on Facebook Share on Twitter Share on Google Plus

Boletín de Negociaciones de la Tierra (ENB)

Volumen 26 Número 12 | lunes, 16 de marzo de 2015


Hechos Destacados de WCDRR

domingo, 15 de marzo de 2015 | Sendai, Japón


Idiomas: IN (HTML/PDF) FR (HTML/PDF) ES (HTML/PDF) AR (HTML/PDF) JA (HTML/PDF)
Visite la cobertura de IISD/ENB de la conferencia de Sendai, Japón en: http://enb.iisd.org/isdr/wcdr3/

La tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres (WCDRR) continuó sus deliberaciones el domingo con dos mesas redondas ministeriales, varias sesiones de trabajo y debates del Comité Principal sobre el texto de un marco post-2015 para la RRD. Las delegaciones de los países hicieron declaraciones en un intercambio general de opiniones que tuvo lugar durante todo el día. Además hubo muchos otros eventos organizados por y para la comunidad de la RRD dentro y alrededor de la sede de la reunión, incluyendo una presentación del Informe de Evaluación Global 2015 sobre la RRD.

COMITÉ PRINCIPAL

Por la mañana, el Comité Principal se reunió en una sesión informal para discutir sobre la cooperación internacional. Las posiciones de los delegados divergieron en cuanto a la necesidad de financiación “previsible y adicional”, con muchos países en desarrollo haciendo hincapié en que el contexto del texto es descriptivo y no se refiere a la fuente de esta financiación. Varios países desarrollados no estuvieron de acuerdo, subrayando que las fuentes de la financiación también deben ser abordadas. Varios países desarrollados apoyaron la disposición sobre transferencia de tecnología en términos mutuamente acordados (TMA), mientras que un número de países en desarrollo se opuso, argumentando que los TMA condicionarían la transferencia de tecnología. Las discusiones sobre los aspectos financieros y de transferencia de tecnología de la cooperación internacional fueron luego transferidas a las discusiones “informales informales”.

Los delegados también trataron el tema de las responsabilidades comunes pero diferenciadas (CBDR). La principal fuente de controversia fue el grado en que el cambio climático puede ser visto como un factor que contribuye a la necesidad de intensificar las medidas de RRD. Varios países desarrollados hicieron hincapié en que el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas no debería ser evocado en el contexto de la RRD. Los países en desarrollo dijeron que este principios (CBDR) es un pilar central del desarrollo sostenible y el derecho internacional. No se llegó a un acuerdo y las negociaciones sobre este tema también fueron trasladadas a las discusiones “informales informales”.

Luego, los delegados discutieron, entre otras cosas, las preocupaciones con respecto a una referencia a la “rendición de cuentas”, la RRD en los países “bajo ocupación extranjera” y el lenguaje en relación a los mecanismos internacionales. Y pusieron de acuerdo para eliminar los corchetes de “SIDS”, reconociendo su estatus especial.

Por la tarde, el Comité continuó las discusiones informales sobre las siete metas globales propuestas de RRD, facilitadas por Wayne McCook (Jamaica). En cuanto la reducción de la mortalidad de los desastres para 2030, algunos delegados reiteraron la importancia de centrarse en objetivos mensurables y concretos, mientras que otros prefieren un lenguaje cualitativo. El término “per cápita” se convirtió en una preocupación ya que algunos mencionaron el riesgo de imponer una carga adicional sobre los ciudadanos de los países en desarrollo, mientras que otros señalaron la posibilidad de que haya contradicciones en el texto entre las metas nacionales y las globales. Después de una consulta, los delegados acordaron “reducir sustancialmente la mortalidad mundial de los desastres en 2030, con el objetivo de reducir la mortalidad mundial promedio por 100.000 entre 2020-2030 en comparación con 2005-2015”.

Sobre una posible meta para que la cooperación internacional apoye a los países en desarrollo en la implementación de la RRD, el Comité pospuso las discusiones para que continúen en una sesión exploratoria “informal informal de composición abierta”. El facilitador McCook informó, al final de la jornada, que se habían logrado algunos progresos en el reconocimiento de la necesidad de esfuerzos nacionales y de apoyo a esos esfuerzos. También solicitó tiempo adicional para las discusiones abiertas.

El Comité decidió volver a convocar a una reunión informal por la noche para continuar las discusiones sobre el preámbulo y la cooperación internacional.

INTERCAMBIO GENERAL DE OPINIONES

Las delegaciones de los países hicieron declaraciones formales ante la conferencia a lo largo del día. Pakistán elogió la propuesta de establecer un Fondo Fiduciario de las NU para Riesgo de Desastres y aconsejó que se brinde asistencia técnica y financiera sobre la base del “índice de vulnerabilidad” del país en cuestión. Filipinas dijo que su actual presidencia del Foro de Cooperación Económica de Asia-Pacífico (APEC) le ofrece la oportunidad de avanzar en la incorporación de la agenda de la reducción y gestión del riesgo de desastres en el sector privado. Suecia pidió el fortalecimiento de la protección de ecosistemas como los bosques, los humedales, los manglares y los arrecifes de coral, en vista de los servicios que prestan a la humanidad como base para la resiliencia del ambiente y el clima. Nueva Zelanda, citando la experiencia del terremoto de Christchurch de 2011, dijo que la concientización pública, una fuerte capacidad de recuperación (resiliencia) del mundo empresarial y altos niveles de cobertura de seguros habían ayudado a la recuperación.

Muchas delegaciones destacaron sus acciones nacionales de RRD y señalaron la importancia de 2015 como un año crítico para la finalización de varios marcos multilaterales.

MESAS REDONDAS MINISTERIALES

Reconstrucción después de los desastres - Reconstruir mejor: Numan Kurtulmuş, Viceprimer Ministro de Turquía, quién presidió esta mesa redonda de la mañana, comenzó compartiendo las experiencias de su país en desastres naturales, y en la prestación de asistencia humanitaria en la actual crisis siria. Varios países hicieron hincapié en que “reconstruir mejor” (BBB, por sus siglas en inglés) no sólo tiene que ver con la construcción física, sino también involucra componentes sociales, económicos y culturales de la capacidad de recuperación Resiliencia). Malasia destacó los conocimientos tradicionales y China, la importancia de un “enfoque basado en el ser humano”. Islandia y Nueva Zelanda hicieron hincapié en la importancia del sector de los seguros como socio, mientras que Francia destacó que construir bien desde el principio es mejor que reconstruir mejor (BBB) después los desastres. Madagascar puso énfasis en la colaboración regional y sur-sur como clave para promover el “reconstruir mejor”. Malawi remarcó que “convertir la tragedia en éxito” requiere vincular los programas de reconstrucción con una planificación del desarrollo más amplia, un concepto del que hicieron eco varios participantes. Granada destacó la necesidad de una planificación previa y posterior al evento, señalando que los planes pos evento requieren el establecimiento de objetivos de recuperación a corto, mediano y largo plazo. Tailandia se refirió a su legislación nacional fortalecida para la gestión de desastres tras el tsunami de 2004 y abogó por programas de socorro y recuperación de base local. Muchos participantes hicieron hincapié en la necesidad de enfoques inclusivos y destacaron la importancia del establecimiento de mecanismos institucionales adecuados para conducir una reconstrucción mejor, así como de mecanismos de financiación previsibles mediante la cooperación internacional.

Cooperación Internacional en Apoyo a un marco post-2015 para la RRD: Rajnath Singh, Ministro del Interior de India, fue el moderador de este evento que se realizó por la tarde.

Muchos oradores pidieron cooperación internacional para responder a las necesidades de implementación de la RRD, y algunos países en desarrollo solicitaron ayuda financiera y técnica. También pidieron la inclusión de todos los interesados en las discusiones de RRD, incluido el sector privado y la sociedad civil. Varios países –entre ellos Bhután, la República Democrática Popular Lao, Eslovenia, Islas Cook y Perú– dieron ejemplos de cooperación internacional específica necesaria para poner en práctica estrategias nacionales y regionales de RRD. 

Japón reiteró la contribución de US$ 4 mil millones de su país para esfuerzos de RRD entre 2015 y 2018, que se utilizará para la asistencia no material, la asistencia material y la cooperación global y regional.

En cuanto al nuevo marco post-2015 para la RRD, España, el Banco Mundial y otros hicieron hincapié en la necesidad de incluir la consideración del cambio climático. Brasil propuso que el marco post-2015 para la RRD se ocupe las raíces del desastre, que identificó como la pobreza y la desigualdad. Eslovenia e Islas Cook dijeron que no hay necesidad de un nuevo marco, llamando a que se fortalezca el HFA aumentando la cooperación internacional.

Sobre los vínculos entre los procesos multilaterales, Fiji pidió coherencia en los debates sobre el financiamiento, la agenda del desarrollo post-2015, la RRD y el cambio climático. El Reino Unido, en tanto propuso utilizar el proceso de la Financiación para el Desarrollo (FpD) para “integrar el financiamiento en la RRD”.

SESIONES DE TRABAJO

Planificación de la Gobernanza y el Desarrollo a Nivel Nacional y Local: Rolf Alter, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), moderó la sesión, que analizó la naturaleza cambiante de la gobernanza del riesgo de desastres, y las oportunidades para invertir en ella.

Ryosei Akazawa, Ministro de Estado de la Oficina del Gabinete de Japón, destacó el valor de la inversión en el “software” de la capacidad humana, así como en el “hardware” de la infraestructura física.

P.K. Mishra, Secretario Principal adicional del Primer Ministro de la India, señaló que el aumento en el desarrollo de viviendas es una oportunidad para incorporar la RRD a través de las normas de construcción e incentivos, y para llevar a cabo una planificación de proyectos “informados de los riesgos”.

Christiana Freitas, de la Universidad de Brasilia, propuso abordar la brecha entre las leyes “sobre el papel” y su aplicación, a través de la creación de mecanismos de rendición de cuentas y el refuerzo de los mecanismos legales y normativos para fortalecer la RRD como una práctica.

Otros panelistas presentaron experiencias nacionales del Líbano, Turquía y la región del Pacífico.

Tendencias del Riesgo Global: Michelle Gyles-McDonnough, Coordinadora Residente de las NU en Malasia, presidió la sesión. Junto con Andrew Maskrey, UNISDR, y el profesor Omar Darío Cardona, Universidad Nacional de Colombia, presentó el Informe de Evaluación Global sobre la Reducción del Riesgo de Desastres 2015 (GAR 2015, por sus siglas en inglés). Este informe concluye que, si bien se han logrado avances significativos en las últimas décadas en materia de gestión de desastres, se ha avanzado poco en el tratamiento de los riesgos de desastre. También halla que algunos riesgos globales de desastres están creciendo debido al cambio climático. Y, para tener éxito en el abordaje de un nuevo paradigma de riesgo, el informe sugiere que debe haber una reinterpretación de la gestión del riesgo de desastres, colocándola en el centro del proceso de desarrollo. Los panelistas, por su parte, hablaron sobre la necesidad de centrarse no sólo en costos económicos, sino en vidas humanas, y destacaron la importancia de realizar estudios de riesgo global relevantes y accesibles para las comunidades locales, que son quienes se ven más afectadas por los desastres.

Aplicación de la Ciencia y la Tecnología a la Toma de Decisiones sobre RRD: Carlos Nobre, Centro Nacional de Monitoreo y Alertas de Desastres Naturales de Brasil, presidió la sesión y comenzó destacando el rol claramente articulado de la ciencia y la tecnología en el marco post-2015 para la RRD.

Jerry Velasqez, UNISDR, en nombre de Margareta Wahlström, hizo hincapié en que la ciencia debe apuntalar el análisis costo-beneficio que requiere el marco e introdujo a Dennis Wenger, del Grupo Consultivo Científico y Técnico de UNISDR, quién se refirió a sus conclusiones de su informe de 2015, titulado “La ciencia se utiliza en la Reducción del Riesgo de Desastres”.

Flavia Schlegel, UNESCO, moderó la sesión. Los panelistas describieron los avances de la ciencia y la tecnología de RRD en Japón, los países de África, América, los países de la Liga Árabe y la Unión Europea. Gordon McBean, del Consejo Internacional para la Ciencia, en nombre del Grupo Principal de Ciencia y Tecnología, destacó el papel del Grupo en la mejora de la coordinación entre la comunidad científica para ofrecer productos más eficaces a los políticos.

Reduciendo el riesgo de epidemias y pandemias: Bruce Aylward, Organización Mundial de la Salud (OMS), moderó la sesión. Aylward se refirió a los nuevos retos y riesgos de epidemias y pandemias que resultan del cambio climático, la urbanización, la deforestación y otras tendencias globales.  Los panelistas compartieron experiencias en el abordaje de epidemias, pandemias y riesgos de desastres relacionados en Tailandia, Suecia, y Liberia, con un foco especial en los brotes de Ebola, el SARS, H1N1 y el VIH/SIDA de los últimos años. Durante la discusión sobre estrategias para mejorar la gestión de los riesgos de pandemia y epidemia a nivel mundial y nacional, los panelistas identificaron, entre otras cosas, lo siguiente como clave: la coordinación intersectorial; un enfoque basado en la comunidad; la aplicación del Reglamento Sanitario Internacional (RSI); y un mayor intercambio internacional de información y mejores prácticas. Aylward concluyó que el reciente brote de Ébola demuestra que “no estamos preparados para hacer frente a las pandemias” y que se trata de un área central que requiere atención en el marco post-2015 para la RRD.

EN LOS PASILLOS

Los delegados llegaron a la segunda jornada de la Conferencia preparados para hacer frente a las cuestiones más polémicas relacionadas con el marco: financiamiento, transferencia de tecnologías y CBDR en el contexto de la RRD. Durante la discusión de las consideraciones generales para la cooperación internacional, se dibujaron líneas ya conocidas en la arena –los países en desarrollo a favor de financiamiento adicional como parte de la asistencia oficial para el desarrollo y los países desarrollados insistiendo en que cualquier financiación adicional debe provenir de todas las fuentes, incluyendo las nacionales. Una delegación fue aplaudida por subrayar que “si esta discusión tuviera que ver con procesos nacionales no hubiéramos venido aquí sino que hubiéramos tenido un proceso de consulta nacional sobre la financiación para la RRD”. Muchos celebraron que se pasaran las discusiones en una sesión aún más informal, con la esperanza de que algunas cálidas conversaciones puedan ayudar a descongelar las actuales heladas condiciones de negociación.