Share on Facebook Share on Twitter Share on Google Plus

Boletín de Negociaciones de la Tierra (ENB)

Volumen 26 Número 15 | Sábado, 21 de marzo de 2015


Síntesis de la Tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres

14 AL 18 MARZO DE 2015 | Sendai, Japón


Idiomas: IN (HTML/PDF) FR (HTML/PDF) ES (HTML/PDF) AR (HTML/PDF) JA (HTML/PDF)
Visite la cobertura de IISD/ENB de la conferencia de Sendai, Japón en: http://enb.iisd.org/isdr/wcdr3/

La tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción del Riesgo de Desastres (WCDRR) tuvo lugar del 14 al 18 marzo de 2015, en Sendai, Japón. Los participantes discutieron y aprobaron al sucesor del Marco de Acción de Hyogo para 2005-2015, un plan acordado internacionalmente para hacer que el mundo esté más seguro ante los peligros naturales. Además de negociaciones intergubernamentales sobre los detalles del acuerdo sucesor, durante la conferencia hubo mesas redondas ministeriales, diálogos de alto nivel entre asociados de múltiples partes interesadas, sesiones de trabajo y muchos otros eventos organizados en y alrededor de la sede de la conferencia, el Centro Internacional de Sendai.

Las negociaciones sobre el marco post-2015 para la reducción del riesgo de desastres (RRD), que comenzaron en julio de 2014, avanzaron durante la WCDRR, donde se llevaron a cabo en gran parte en consultas informales en los márgenes del Comité Principal de la conferencia. Los intensos debates culminaron con la adopción del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 en una sesión plenaria de clausura que tuvo lugar la medianoche del último día.

Aproximadamente 6.500 delegados asistieron a la conferencia, incluyendo representantes de organizaciones intergubernamentales, organismos de la ONU, distintas ONG y el sector privado, lo que llevó a Margareta Wahlström, Representante Especial del Secretario General de la ONU sobre la RRD, a llamarla “una verdadera conferencia de múltiples partes interesadas”. Entre los participantes  se encontraban 187 Estados, 25 Jefes de Estado y de Gobierno y 100 delegados de nivel ministerial, además de muchos otros altos dirigentes. Se estima que 40.000 personas participaron en una serie de eventos relacionados con la conferencia.

A través de varias de entregas de premios, la WCDRR también reconoció los logros alcanzados en la RRD, el cine documental y la investigación. El Premio Sasakawa 2015 para la RRD se otorgó a Allan Lavell, de Costa Rica, mientras que cuatro películas sobre la RRD ganaron premios en diversas categorías, y el All India Institute of Local Self-Government recibió un “Premio del Riesgo” por su enfoque innovador que hace participar a las comunidades locales en la planificación para el riesgo.

BREVE HISTORIA DE LA WCDRR

Los peligros naturales, como inundaciones y sequías, y los impactos de eventos extremos como terremotos y tsunamis, se vuelven cada vez más frecuentes e intensos, con consecuencias devastadoras sobre las personas y las comunidades. El planeamiento deficiente, la pobreza y una serie de factores subyacentes crean condiciones de vulnerabilidad que producen insuficiencias en la capacidad de lidiar con los peligros y desastres naturales. Las actuaciones para reducir riesgos han crecido en importancia en la agenda internacional y muchos las consideran esenciales para salvaguardar los esfuerzos por el desarrollo sostenible y alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio, además de un componente clave de la agenda del desarrollo post-2015.

La Reducción del Riesgo de Desastres (RRD) incluye todas las políticas, estrategias y medidas que pueden hacer que pueblos, ciudades y países sean más resilientes a los peligros y reduzcan los riesgos y su vulnerabilidad ante los desastres. Habiendo reconocido que los peligros naturales pueden amenazar a cualquiera de modo inesperado, el sistema de la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNISDR) se basa en asociaciones y asume un enfoque global para la reducción de desastres, buscando involucrar a cada individuo y comunidad en la movilización hacia los objetivos de reducción de la pérdida de vidas, contratiempos socioeconómicos y daños ambientales causados por peligros naturales.

DÉCADA INTERNACIONAL PARA LA REDUCCIÓN DE DESASTRES: Un aumento en la pérdida de vidas humanas y daños a la propiedad a causa de desastres durante la década de los 80 llevó a la Asamblea General de la ONU a declarar en 1989 a la de 1990 como la Década Internacional para la Reducción de Desastres Naturales (IDNDR, por sus siglas en inglés), por medio de la Resolución 44/236. El propósito de la IDNDR fue abordar la prevención de desastres en el contexto de una serie de peligros como los terremotos, huracanes, tsunamis, inundaciones, aludes de tierra, erupciones volcánicas, incendios forestales, plagas de langostas y saltamontes, y sequía y desertificación.

PRIMERA CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE REDUCCIÓN DE DESASTRES: Uno de los principales resultados de la IDNDR fue la Estrategia y el Plan de Acción de Yokohama, adoptados en 1994, en la Conferencia Mundial sobre Reducción de Desastres Naturales realizada en Yokohama, Prefectura de Kanagawa, Japón. La Estrategia de Yokohama establece un grupo de directrices para la acción de prevención, preparación y mitigación del riesgo de desastres. Estas directrices se basan en un grupo de principios que destacan la importancia de la evaluación del riesgo, la prevención de desastres y la preparación, la capacidad de prevenir, reducir y mitigar desastres, y la alerta temprana. Los principios también establecen que la comunidad internacional debe compartir la tecnología para prevenir, reducir y mitigar desastres, y demostrar una fuerte determinación política en el campo de la reducción de desastres.

ESTRATEGIA INTERNACIONAL PARA LA REDUCCIÓN DE DESASTRES: En su 54º período de sesiones, la Asamblea General de la ONU (AGNU) decidió continuar las actividades sobre prevención de desastres y reducción de vulnerabilidades realizadas durante la Década Internacional para la Reducción de Desastres Naturales a través del establecimiento de Estrategia Internacional para la Reducción de Desastres (ISDR, por sus siglas en inglés). También se estableció la Secretaría Interagencial y la Fuerza de Tareas Interagencial para la Reducción de Desastres (IATF/DR, por sus siglas en inglés) para la aplicación de la ISDR (Resoluciones 54/219 y 56/195, respectivamente). Entre las tareas encomendadas a la IATF/DR estuvo la de convocar reuniones de expertos sobre cuestiones relacionadas con la reducción de desastres.

SEGUNDA CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE REDUCCIÓN DE DESASTRES: La segunda Conferencia Mundial sobre la Reducción de Desastres fue convocada del 18 al 22 de enero de 2005, en Kobe, Japón. El objetivo de la conferencia era incrementar el perfil internacional de la RRD, promover la integración de la reducción del riesgo de desastres en la planificación y la práctica del desarrollo, y fortalecer las capacidades local y nacional para abordar las causas de los desastres que entorpecen el desarrollo. Los 186 Estados que asistieron a la conferencia adoptaron el Marco de Hyogo para la Acción 2005-2015: Desarrollo de la Resiliencia de Naciones y Comunidades ante los Desastres (HFA, por sus siglas en inglés) y la Declaración de Hyogo. El HFA fue endosado por la AGNU en la Resolución 60/195 y comprometió a los gobiernos en cinco prioridades de acción: garantizar que la RRD sea una prioridad nacional y local, con fuerte base institucional para su aplicación; identificar, evaluar y monitorear los riesgos de desastres y mejorar el alerta temprana; utilizar el conocimiento, la innovación y la educación para construir una cultura de seguridad y resiliencia a todos los niveles; reducir los factores de riesgo subyacentes; y fortalecer la preparación para los desastres de modo que se pueda responder de manera efectiva en todos los niveles.

PLATAFORMA GLOBAL PARA LA RRD: En 2006, la Subsecretaría de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios lanzó un proceso consultivo para considerar formas prácticas de fortalecer el sistema de la ISDR para apoyar a los gobiernos en el logro de su compromiso de aplicación del HFA. Como había descrito en sus informes la Secretaría General de la ONU sobre la aplicación de la ISDR, los principales objetivos eran aumentar la participación de gobiernos y organizaciones, aumentar el perfil de la reducción de desastres, y construir un esfuerzo internacional más coherente para apoyar las acciones nacionales de reducción de desastres. Como resultado de las consultas surgió la propuesta de crear una Plataforma Global para la RRD como sucesora, expandida y reformada, de la IATF/DR. La Plataforma Global fue concebida para servir como foro primario multisectorial para todas las partes involucradas en la RRD, con el fin de aumentar la concientización sobre la RRD, compartir experiencias y guiar al sistema de la ISDR.

PRIMERA SESIÓN DE LA PLATAFORMA GLOBAL PARA LA RRD: La primera sesión de la Plataforma Global se realizó del 5 al 7 de junio de 2007, en Ginebra, Suiza. Incluyó un diálogo de alto nivel sobre los desafíos y oportunidades de la RRD, una serie de talleres sobre la RRD como prioridad internacional y la integración de la RRD en las agendas sectoriales, y sesiones plenarias sobre la evaluación y la aplicación del HFA. Las discusiones resultaron en una Síntesis del Presidente que fue incluida en el informe de la Secretaría General de la ONU a la AGNU sobre la aplicación de la ISDR.

SEGUNDA SESIÓN DE LA PLATAFORMA GLOBAL PARA LA RRD: La segunda sesión de la Plataforma Global se realizó del 16 al 19 de junio de 2009, en Ginebra, Suiza. Los participantes evaluaron los avances logrados sobre la RRD desde la primera sesión de la Plataforma Global, y discutieron el aumento de la inversión en RRD, la reducción del riesgo de desastres en un clima cambiante, y propiciar la resiliencia comunitaria a través de acciones preventivas. La Síntesis del Presidente sobre esta reunión ayudó a establecer la agenda de los preparativos de la comunidad global de RRD para las negociaciones de la ONU sobre el cambio climático que tuvieron lugar en Copenhague, en diciembre de 2009; y también ayudó en la revisión a medio plazo del HFA.

DEBATE TEMÁTICO INFORMAL SOBRE RRD DEL 65O PERÍODO DE SESIONES DE LA AGNU: Este debate tuvo lugar en las oficinas de la ONU en Nueva York, EE.UU., el 9 de febrero de 2011. Organizado bajo el auspicio de la oficina del Presidente de la AGNU, con el apoyo de la UNISDR, el debate consistió en dos paneles de discusión: el primer panel se centró en la promoción de las inversiones en RRD, y el segundo se ocupó de los desafíos que impone la RRD en espacios urbanos y de cómo crear resiliencia en las ciudades. Los resultados del debate contribuyeron a la agenda de la tercera sesión de la Plataforma Global de RRD.

REVISIÓN A MEDIO PLAZO DEL HFA 2005-2015: La revisión a medio plazo, lanzada en marzo de 2011, destaca los avances en RRD, analizando el alcance de los avances en la aplicación del HFA, así como identificando formas de ayudar a los países y sus socios institucionales a aumentar sus compromisos, recursos y esfuerzos dirigidos a una mayor aplicación. De acuerdo con la Revisión, está habiendo un avance en la RRD, especialmente a nivel institucional en la aprobación de legislaciones nacionales, el establecimiento de sistemas de alerta temprana, y el fortalecimiento de la preparación y la capacidad de respuesta a los desastres. Sin embargo, la Revisión expresa su preocupación sobre: la falta de evaluaciones sistemáticas de riesgos de amenazas múltiples y de sistemas de alerta temprana que incluyan: las vulnerabilidades sociales y económicas; la pobre integración de la RRD en las políticas y la planificación del desarrollo sostenible a nivel nacional e internacional; y el escaso nivel de aplicación del HFA a nivel local.

TERCERA SESIÓN DE LA PLATAFORMA GLOBAL PARA LA RRD: La tercera sesión de la Plataforma Global tuvo lugar del 8 al 13 de mayo de 2011 en Ginebra, Suiza, bajo el tema “Invierta hoy en un mañana más seguro - Aumento de la inversión en acciones locales”. La reunión trabajó sobre los hallazgos y recomendaciones de la segunda sesión de la Plataforma Global realizada en 2009, así como en los resultados de la Revisión a Medio Plazo del HFA y el Informe de Evaluación Global sobre RRD de 2011. Las discusiones estuvieron centradas principalmente en la reconstrucción y recuperación, la economía de la RRD, y sinergias con el cambio climático internacional y las agendas del desarrollo.

CUARTA SESIÓN DE LA PLATAFORMA GLOBAL PARA LA RRD: La segunda sesión de la Plataforma Global se realizó del 19 al 23 de junio de 2013, en Ginebra, Suiza. La reunión ofreció una oportunidad para revisar el estatus del HFA y alentar el intercambio de información entre quienes toman decisiones, socios del desarrollo, expertos y profesionales. También brindó herramientas y metodologías, especialmente relacionadas con los análisis económicos y las inversiones en RRD. Entre los resultados de la reunión se incluyeron una Síntesis del Presidente y el Communiqué del Diálogo de Alto Nivel.

PLATAFORMAS REGIONALES: Las organizaciones intergubernamentales regionales han asumido cada vez más responsabilidades en el seguimiento de las actividades de reducción del riesgo y la aplicación del HFA, organizando una serie de plataformas multisectoriales para la RRD en África, Asia y el Pacífico, los Estados Árabes, Europa y América. Las plataformas regionales ofrecen un foro para institucionalizar el intercambio de información y conocimiento entre las partes interesadas nacionales.

PROCESO PREPARATORIO DEL WCDRR: En el 68º período de sesiones de la AGNU, de 2013, se estableció un Comité Preparatorio Intergubernamental de Composición Abierta para la revisión de la preparación organizativa y sustancial de la tercera Conferencia Mundial para la Reducción del Riesgo de Desastres (resolución 68/211). Este Comité Preparatorio lo condujo un Buró de diez miembros, copresidido por Finlandia y Tailandia. El Buró tuvo dos representantes de cada región. Japón –como anfitrión de la conferencia– fue miembro ex officio. El Comité Preparatorio se reunió dos veces (14-15 de julio y 17-18 de noviembre de 2014) para acordar la agenda y proponer reglas de procedimiento, así como para desarrollar el programa de trabajo de la Conferencia y un proyecto de marco sobre RRD para después de 2015.

INFORME SOBRE LA WCDRR

Durante la mañana del sábado 14 de marzo, el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, dio la bienvenida a los delegados a Sendai, destacando el importante papel que debían cumplir para la adopción de un marco post-2015 para la reducción del riesgo de desastres.

Los delegados eligieron, por unanimidad, a Eriko Yamatani, Ministra de Estado para la Administración de Desastres de Japón, como presidenta de la conferencia. Yamatani luego recibió en el podio al emperador Akihito y la emperatriz Michiko de Japón, donde escucharon varios de los discursos de apertura.

Yamatani elogió los avances logrados en la década transcurrida desde que la segunda Conferencia Mundial sobre la Reducción de Desastres aprobó el Marco de Hyogo para la Acción 2005-2015 (HFA), señalando su valor como guía para la acción mundial sobre la RRD, y agregó que era necesario un marco post-2015 fortalecido para subsanar las deficiencias. 

Ban dijo que un resultado ambicioso de la WCDRR pondría al mundo en camino hacia un nuevo programa de desarrollo sostenible en 2015, junto con los próximos Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y un acuerdo significativo sobre el cambio climático. También expresó la solidaridad de la conferencia con el pueblo de Vanuatu, que enfrenta las consecuencias del Ciclón Pam, y pidió a los delegados que desarrollaran verdadera capacidad de recuperación mediante el establecimiento de fuertes lazos entre los países y las comunidades.

Shinzō Abe, Primer Ministro de Japón , expresó su agradecimiento por la asistencia de la comunidad internacional en respuesta al Gran Terremoto del Este de Japón de 2011, hizo hincapié en el concepto de “reconstruir mejor ”, y pidió a los participantes que compartieran experiencias y lecciones aprendidas con el fin de ponerse de acuerdo en un sólido marco post-2015 para la RRD.

Haciendo hincapié en la necesidad de nuevas acciones para hacer frente a la RRD y el cambio climático al mismo tiempo, Laurent Fabius, presidente entrante de la 21ª reunión de la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC CP 21), hizo un llamado a ayudar a los más vulnerables a través de un mecanismo de “Alerta de Desastres Climáticos”. Asimismo, expresó su esperanza de que la CP 21 se traduzca en una “ Alianza del Clima de París” que comprenda un acuerdo universal y diferenciado, contribuciones nacionales, medios financieros y una “agenda de soluciones”.

Otros oradores pidieron el fortalecimiento de la cooperación y las alianzas internacionales para mejorar la capacidad de recuperación (resiliencia), teniendo en cuenta la visión general de las necesidades básicas, y utilizando la WCDRR y otros procesos internacionales de 2015 como oportunidades para presentar “resultados concretos”.

ASUNTOS ORGANIZATIVOS: Los delegados adoptaron por unanimidad la agenda de la Conferencia (A/CONF.224/1/Rev.1), el programa de trabajo (A/CONF.224/2) y su addendum (A/CONF.224/2/Add.1), y las reglas de procedimiento (A/CONF.224/3).

También eligieron por unanimidad a los Vicepresidentes de la Conferencia, entre ellos un Vicepresidente ex officio del país anfitrión, Japón, y dos Vicepresidentes de cada grupo regional: Bangladesh y Tailandia, por Asia y el Pacífico; la República Checa y la Federación de Rusia, por Europa del Este; Ecuador y Jamaica, por América Latina y el Caribe; Finlandia y Suiza, por Europa Occidental y otros Estados; y Egipto y Sudán del Sur, por África. Toni Frisch (Suiza) fue electo Relator General.

Los delegados acordaron formar un Comité Principal para avanzar en las negociaciones del proyecto de marco post-2015 para la RRD. Solicitaron a los Copresidentes del Comité Preparatorio, Päivi Kairamo (Finlandia) y Thongphakdi Thani (Tailandia), que continuaran desempeñando esos mismos roles en el Comité Principal.

Los delegados eligieron a Bangladesh, Brasil, China, Dinamarca, Jamaica, Namibia, Senegal, la Federación de Rusia y EE.UU. para conformar el Comité de Credenciales.

INTERCAMBIO GENERAL DE OPINIONES

Los delegados hicieron declaraciones durante la conferencia. Muchos destacaron sus acciones nacionales sobre la RRD, citando sus experiencias en la recuperación posterior a los desastres y señalando la importancia de 2015 como un año crítico para la finalización de varios marcos multilaterales.

Shinzō Abe, Primer Ministro de Japón, anunció el financiamiento de US$ 4 mil millones para la Iniciativa de Cooperación de Sendai para la RRD, centrándose en la creación de instituciones, la asistencia material y la promoción de la cooperación regional. Sostuvo, asimismo, que la RRD “debe evolucionar” junto con la agenda de desarrollo post-2015.

Tras la destrucción causada por el Ciclón Pam, el Presidente de Vanuatu Baldwin Lonsdale informó a los delegados que cerca de 260.000 personas en su país podrían verse afectadas y pidió ayuda.

Han Seung-soo, Enviado Especial del Secretario General de las Naciones Unidas para la RRD y el Agua, reconoció los avances en los sistemas de alerta temprana y preparación para desastres, pero advirtió que la falta de capacidad en los países en desarrollo todavía limita su aptitud para hacer frente a los desastres. También señaló que, en los últimos 30 años, los costos estimados por desastres ascendieron a US$ 3,5 mil millones, y concluyó diciendo: “La sostenibilidad debe empezar en Sendai”.

En el transcurso de la WCDRR, aproximadamente 144 gobiernos, 40 organizaciones intergubernamentales y no gubernamentales, y 9 Grupos Principales hicieron declaraciones formales en el intercambio general de opiniones.

Las declaraciones y sus transmisiones por Internet pueden consultarse en: http://www.wcdrr.org/conference/programme/statements

MESAS REDONDAS MINISTERIALES

Reconstrucción después de desastres - Reconstruir Mejor: Esta mesa redonda, que tuvo lugar el domingo 15 de marzo, fue presidida por Numan Kutrulmuş, Viceprimer Ministro de Turquía, y discutió las experiencias nacionales en la reconstrucción posterior a los desastres. Muchos países hicieron hincapié en la importancia de vincular la reconstrucción con la planificación del desarrollo a largo plazo. Numerosos participantes reconocieron el valor de un enfoque “basado en lo humano” e incluyente. La necesidad de cooperación internacional, la financiación predecible y las asociaciones con el sector de seguros también fueron temas claves de la discusión.

Cooperación Internacional en Apoyo a un marco post-2015 para la RRD: Rajnath Singh, Ministro de Asuntos Interiores de India, moderó el evento, que tuvo lugar el domingo 15 de marzo. Muchos países destacaron la necesidad de asistencia técnica y financiera para implementar estrategias nacionales y regionales de RRD. Durante la sesión también se debatió acerca de los motores subyacentes de la RRD, destacando especialmente entre ellos el cambio climático. Varios países pidieron mejores vínculos entre la RRD y las conferencias que tendrán lugar más adelante durante 2015 sobre financiación para el desarrollo, la agenda de desarrollo post-2015, y el cambio climático.

Una síntesis de las mesas redondas ministeriales que tuvieron lugar el domingo 15 de marzo está disponible en http://enb.iisd.org/vol26/enb2612s.html

Gobierno del Riesgo de Desastres - Superando Retos: Esta mesa redonda, que tuvo lugar el lunes 16 de marzo y fue presidida por María del Pilar Cornejo, Ministra Secretaria de Gestión de Riesgos de Ecuador, se ocupó del intercambio de experiencias sobre medidas legislativas y políticas para apoyar la preparación ante desastres a nivel nacional y local. Los países se refirieron a cuestiones tales como: la necesidad de crear capacidades en todos los niveles, la importancia de las tradiciones religiosas y culturales para la resiliencia, y la importancia de un enfoque multisectorial dentro de los gobiernos.

Reducción del Riesgo de Desastres en Entornos Urbanos: Pravin Jamnadas Gordhan, Ministro de Gobierno Cooperativo y Asuntos Tradicionales de Sudáfrica, presidió la sesión, que se llevó a cabo el lunes 16 de marzo y se centró en las tendencias de urbanización y los desafíos que éstas plantean para la RRD. Muchos hablaron sobre los riesgos para las zonas urbanas que plantean los desastres relacionados con el clima. Entre otros temas, se mencionaron las necesidades particulares de los residentes vulnerables de la ciudad y la necesidad de asociaciones público-privadas en el contexto de las soluciones energéticas y de infraestructura.

La síntesis de las mesas redondas ministeriales del lunes 16 de marzo está disponible en http://enb.iisd.org/vol26/enb2613s.html

Estrategias de Inversión Pública para la RRD: Raed Arafat, Secretario de Estado del Ministerio de Situaciones de Emergencia de Rumania, presidió el evento el martes 17 de marzo, que se centró principalmente en los mecanismos de financiación nacionales para la RRD. Entre los ejemplos mencionados por los países se incluyeron: utilizar los ingresos e incentivos fiscales, armonizar los fondos del cambio climático y la RRD, promover inversiones en infraestructura, garantizar la participación de los ministerios de finanzas en la planificación de proyectos, y hacer frente a la corrupción en el sector de la construcción. Varios países señalaron también la importancia de la cooperación internacional.

La síntesis de esta mesa redonda ministerial del martes 17 de marzo está disponible en http://enb.iisd.org/vol26/enb2614s.html

DIÁLOGOS DE ASOCIACIONES DE ALTO NIVEL

Reunión de Alto Nivel de las Naciones Unidas: Achim Steiner, Director Ejecutivo del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), moderó el debate con varios jefes de agencias de la ONU el sábado 14 de marzo. El Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, destacó el compromiso de la ONU para poner en práctica los resultados de la Conferencia de Sendai. Los debates se ocuparon de cómo la RRD puede ser guiada por una perspectiva orientada hacia las personas; cómo promover una cultura de la prevención; y cómo hacer que la ONU “produzca como uno”. La síntesis de este debate está disponible en: http://enb.iisd.org/vol26/enb2611s.html

Movilización de Liderazgo de la Mujer en la RRD: Riz Khan, periodista, moderó la sesión, el sábado 14 de marzo de 2015. Shinzō Abē, Primer Ministro de Japón, subrayó que las mujeres están a menudo en la primera línea de respuesta a los desastres, describiendo su papel como bomberos, operadoras de centros de evacuación, y proveedoras de respuesta inmediata a los desastres en el hogar. Durante la sesión se destacó que involucrar a las mujeres en la toma de decisiones antes, durante y después de una emergencia, garantiza la obtención de mejores resultados en términos de bienestar para las mujeres, los niños y los hombres; y se pidió el uso de datos desglosados ​​para informar sobre las metas de la RRD. La síntesis de este debate está disponible en: http://enb.iisd.org/vol26/enb2611s.html

Inversiones sensibles al Riesgo - Asociaciones Público-Privadas: Esta sesión tuvo lugar el lunes 16 de marzo. Fuat Oktay, Director General de la Dirección para Desastres y Catástrofes de Turquía, presidió el evento. La oradora Gaëlle Olivier, AXA Asia, señaló que actualmente se producen cinco veces más desastres naturales por año que hace 50 años, con costos que han aumentado diez veces. Durante los debates se puso de relieve la importancia de las asociaciones público-privadas, la prevención, la participación del sector de los seguros, y el desarrollo de confianza entre múltiples partes interesadas para “reconstruir mejor”. La síntesis de este debate está disponible en: http://enb.iisd.org/vol26/enb2613s.html

Gestión Incluyente del Riesgo de Desastres (DRM) - Gobiernos, comunidades y grupos actuando en conjunto: El martes 17 de marzo, Noel Arscott, Ministro de Gobierno Local y Desarrollo Comunitario de Jamaica, presidió la sesión. Verónica Pedrosa, corresponsal de medios de comunicación, fue su moderadora. Anote Tong, Presidente de Kiribati, pronunció un discurso, destacando la importancia de la legislación sobre RRD y la necesidad de mejora en el acceso a la financiación para hacer frente a los desafíos de la RRD y el cambio climático. Los panelistas discutieron, entre otras cosas, el papel de los gobiernos locales y los jóvenes en la promoción de la RRD, y la necesidad de amplificar las soluciones de RRD y promover la participación de los medios de comunicación y el mundo académico. La síntesis de este debate está disponible en: http://enb.iisd.org/vol26/enb2614s.html

SESIONES DE TRABAJO

Como parte de un segmento de múltiples partes interesadas, se celebraron sesiones de trabajo durante toda la conferencia, organizadas en torno a cuatro temas principales: Avances sobre las prioridades existentes del HFA, Riesgos emergentes, Compromisos para la aplicación y Aceleración de la aplicación.

SÁBADO, 14 DE MARZO: Riesgos Tecnológicos - De la Reducción del Riesgo a la Recuperación: Elhadj As Sy, Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y la Media Luna Roja, moderó esta sesión que analizó el papel y la importancia de la participación a nivel local en el manejo de desastres tecnológicos y nucleares, así como las lecciones aprendidas en varios estudios de caso.

Seguros y Transferencia del Riesgo de Desastres: Arup Chatterjee, Banco Asiático de Desarrollo, moderó esta sesión en la que los delegados escucharon a un panel de altos representantes gubernamentales y de la industria que sostuvo que los seguros son parte fundamental de la agenda de la RRD, y necesitan mayor protagonismo en el marco post-2015.

Compromisos para Escuelas Seguras: Kim Sung-joo, Jefa de la Cruz Roja de Corea, moderó esta sesión, que se ocupó de las iniciativas nacionales en cuanto a la seguridad escolar, centrándose en: la recuperación y la rehabilitación; la preparación; la respuesta; la prevención; y la mitigación. Durante el evento se invitó a los participantes a unirse a la Iniciativa Mundial para la Seguridad Escolar y se destacó la importancia de las medidas de alerta temprana.

La síntesis de las sesiones de trabajo del sábado está disponible en: http://enb.iisd.org/vol26/enb2611s.html

DOMINGO, 15 DE MARZO: Gobernanza y Planificación del Desarrollo a nivel nacional y local: Rolf Alter, Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), moderó esta sesión, donde se analizó la naturaleza cambiante de la gobernanza del riesgo de desastres y las oportunidades de inversión en la gobernanza. Entre las medidas discutidas se incluyeron la incorporación de la RRD en incentivos y normas de construcción, la inversión en el “software” de la capacidad humana, y el refuerzo de los mecanismos legales y normativos para fortalecer la RRD como práctica.

Tendencias Mundiales del Riesgo: Michelle Gyles-McDonnough, Coordinadora Residente de la ONU en Malasia, presidió esta sesión que se centró en la presentación del Informe de Evaluación Global sobre la Reducción del Riesgo de Desastres 2015 (GAR 2015). El informe llegó a la conclusión de que si bien se han hecho algunos avances sobre RRD en la última década, muchos riesgos subyacentes, como el cambio climático, están creciendo. El informe también recomienda un vínculo más fuerte entre la RRD y la planificación del desarrollo a largo plazo.

Aplicación de la ciencia y la tecnología a la toma de decisiones en RRD: Carlos Nobre, Centro Nacional de Monitoreo y Alertas de Desastres Naturales de Brasil, presidió la sesión de la tarde del sábado, que destacó con aprobación el papel claramente articulado de la ciencia y la tecnología en todo el marco post-2015 para la RRD y, por lo tanto, el rol fundamental que tendrán los hallazgos científicos en el análisis costo-beneficio necesario para impulsar la acción eficaz en RRD.

Reducción del riesgo de epidemias y pandemias: Bruce Aylward, Organización Mundial de la Salud, moderó la sesión, que se centró en las epidemias y pandemias, y los riesgos de desastres relacionados. Se compartieron experiencias de Tailandia, Suecia, Liberia y América Latina y el Caribe. En alusión al reciente brote de Ébola, varios participantes reconocieron que la preparación internacional sigue siendo limitada y que los riesgos relacionados con la salud deben ser tratados en el marco post-2015 para la RRD.

La síntesis de las sesiones de trabajo del domingo 15 de marzo está disponible en: http://enb.iisd.org/vol26/enb2612s.html

LUNES, 16 DE MARZO: Hacia un sector turístico resiliente: Verónica Pedrosa, corresponsal de medios de comunicación, moderó esta sesión, que analizó la incorporación del sector turístico en el marco post-2015 para la RRD, el papel de la industria hotelera durante los desastres, y la Iniciativa de Hoteles Resilientes que tiene como objetivo desarrollar un sistema auditable para garantizar la preparación. Los participantes plantearon preguntas sobre, entre otras cosas, aumentar la resiliencia en la industria del turismo con vistas al terrorismo, y la participación del sector de los seguros en la promoción de la resiliencia.

Preparación para la Reubicación Inducida por los Desastres: Nadeem Ahmed, teniente general y ex presidente de la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres de Pakistán, presidió esta sesión que debatió: la necesidad de centrarse en la movilidad y la relocalización en el marco post-2015 para la RRD; la importancia de proporcionar apoyo a medios de subsistencia y de no crear nuevas vulnerabilidades socio-económicas en el lugar de reubicación; la necesidad de directrices internacionales para la reubicación planificada; y experiencias de reubicación de Pakistán, América Latina y el Caribe, Siria y otros lugares.

La síntesis de las sesiones de trabajo del lunes está disponible en: http://enb.iisd.org/vol26/enb2613s.html

MARTES, 17 DE MARZO: Seguridad alimentaria, Agricultura y Nutrición Resiliente ante los Desastres: Amir Abdulla, Director Ejecutivo Adjunto del Programa Mundial de Alimentos, moderó la sesión, que puso de relieve la necesidad de fortalecer la planificación de la RRD en la agricultura y presentó experiencias nacionales de desarrollo de resiliencia para mejorar la diversidad de los cultivos, la resistencia a las plagas y los sistemas de almacenamiento, así como los esfuerzos regionales para compartir y prestar servicios de información climática.

Niños y Jóvenes - No decidan mi futuro sin mí: Ahmad Alhendawi, Enviado Especial de la ONU para la Juventud, moderó esta sesión. Anthony Lake, Director General de UNICEF, destacó la creciente vulnerabilidad de los niños y jóvenes y, junto con varios otros panelistas, hizo hincapié en la importancia de incluir a los niños y a los jóvenes en la toma de decisiones sobre RRD.

Participación activa de personas con discapacidad en una RRD Incluyente: Monthian Buntan, Comité de la ONU sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, moderó la sesión, que se centró en los avances de las políticas y medidas que podrían promover la inclusión de las personas con discapacidad en la RRD. Entre los principales temas tratados se incluyeron: el juego de rol como medio de promoción de los mensajes de alerta temprana entre las personas con discapacidad; la necesidad de comunicarse con los sordos-ciegos; y la importancia de la planificación “con” y no “para” las comunidades.

La síntesis de las sesiones de trabajo del martes está disponible en: http://enb.iisd.org/vol26/enb2614s.html

COMITÉ PRINCIPAL

El Comité Principal se reunió formalmente durante la tarde del sábado 14 de marzo. Entonces, los delegados acordaron reunirse de manera informal el resto de la semana, con la esperanza de hacer avanzar rápidamente en el proyecto de marco post-2015 para la RRD entregado el 28 de enero. El Comité sólo se reunió formalmente de nuevo durante la tarde del miércoles 18 de marzo, cuando recomendó la adopción de los documentos acordados.

Los delegados comenzaron la revisión del proyecto de texto, centrándose en el preámbulo. Con respecto al conteo del número de víctimas de catástrofes de 2005 a 2015, los delegados acordaron reemplazar una referencia a “grupos vulnerables” con “personas en situación de vulnerabilidad”. En cuanto a la referencia a los motores subyacentes del riesgo de desastres, acordaron referirse a “arreglos institucionales débiles” en lugar de a “gobernanza débil”, y mencionar –por separado– la necesidad de “refuerzo de la gobernanza” en varios niveles. Sobre el acceso limitado a la tecnología como motor del riesgo, un país expresó su preocupación por este tipo de lenguaje que podría socavar los regímenes de propiedad intelectual, mientras que otros dijeron que la preocupación estaba fuera de lugar, ya que el texto sólo era descriptivo. Los delegados también discutieron una referencia a “los conflictos y las situaciones de ocupación extranjera” como motores de riesgo. Algunos países opinaron que el conflicto era una cuestión política que debía ser tratada en otros foros, y otros expresaron su temor ante la posibilidad de que la falta de esta referencia pudiera hacer que las metas sobre RRD post 2015 sean más difíciles de alcanzar.

Vea más detalles sobre estos debates del sábado en http://enb.iisd.org/vol26/enb2611s.html

El domingo por la mañana, los delegados discutieron la cooperación internacional. Las posiciones de los delegados divergieron en cuanto a la necesidad de financiación “previsible y adicional”, y muchos países en desarrollo hicieron hincapié en que el contexto del texto es descriptivo y no se refiere a la fuente de esta financiación. Varios países desarrollados no estuvieron de acuerdo, subrayando que también deben abordarse las fuentes de la financiación. Un número de países desarrollados apoyó la disposición sobre transferencia de tecnología en términos mutuamente acordados (TMA), mientras que algunos países en desarrollo se opusieron, argumentando que los TMA condicionarían la transferencia de tecnología. Las discusiones sobre los aspectos financieros y de transferencia de tecnología de la cooperación internacional se transfirieron luego a las discusiones “informales informales”.

Los delegados también trataron el tema de las responsabilidades comunes pero diferenciadas (CBDR). La principal fuente de controversia fue el grado en que el cambio climático puede ser visto como un factor que contribuye a la necesidad de intensificar las medidas de RRD. Varios países desarrollados hicieron hincapié en que el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas no debería ser evocado en el contexto de la RRD. Los países en desarrollo dijeron que este principio (CBDR) es un pilar central del desarrollo sostenible y el derecho internacional. No se llegó a un acuerdo y las discusiones sobre este tema también se trasladaron a las “informales informales”.

Luego, los delegados discutieron, inter alia, las preocupaciones con respecto a las referencias a la “responsabilidad” y las “situaciones de ocupación extranjera”, así como al lenguaje relacionado con los mecanismos internacionales. Y se pusieron de acuerdo para eliminar los corchetes alrededor de pequeños estados insulares en desarrollo (PEID), reconociendo su condición especial.

El domingo por la tarde, el Comité continuó las discusiones sobre las siete metas globales de RRD propuestas, facilitadas por el Embajador Wayne McCook (Jamaica). En cuanto la reducción de la mortalidad por desastres para 2030, algunos delegados reiteraron la importancia de centrarse en objetivos mensurables y concretos, mientras que otros prefirieron un lenguaje cualitativo. El término “per cápita” se convirtió en una preocupación ya que algunos mencionaron el riesgo de imponer una carga adicional sobre los ciudadanos de los países en desarrollo, mientras que otros señalaron la posibilidad de que haya contradicciones en el texto entre las metas nacionales y las globales. Después de las consultas, los delegados acordaron “reducir sustancialmente la mortalidad mundial por desastres para 2030, con el objetivo de reducir la mortalidad mundial promedio por 100.000 entre 2020-2030 en comparación con 2005-2015.”

Sobre una posible meta de cooperación internacional para apoyar a los países en desarrollo en la aplicación de la RRD, no se llegó a ningún acuerdo y por la tarde continuaron las discusiones informales.

Para más detalles sobre las discusiones del domingo consulte http://enb.iisd.org/vol26/enb2612s.html

El lunes, las discusiones continuaron hasta el final de la tarde, cuando el Comité en pleno se reunió con el objetivo de limpiar el texto lo más posible a fin de dejar tiempo para que el martes se pudiera discutir la declaración política propuesta. Se acordaron entonces varias ediciones del texto, pero las cuestiones sobre cooperación internacional, la transferencia de tecnología, una referencia a los derechos humanos y el derecho al desarrollo, así como el tratamiento de los territorios ocupados y las responsabilidades comunes pero diferenciadas, quedaron sin resolverse hasta el final del día. Hubo discusiones específicas sobre el texto hasta bien entrada la noche, y los delegados pudieron finalmente concluir su trabajo a las 3:00 de la madrugada del martes.

El martes por la mañana, el país anfitrión llamó a los delegados a mostrar “un espíritu capaz de hacer concesiones” de modo de que el marco post-2015 para la RRD pudiera ser acordado a tiempo para su aprobación en la sesión plenaria de clausura, prevista para miércoles por la mañana. Las discusiones de la mañana se centraron en: la probable necesidad de que la UNISDR sea significativamente “más activista” en la aplicación de un marco post-2015 para la RRD, especialmente en relación con la interacción con otros procesos de desarrollo sostenible; los limitados recursos de la UNISDR en comparación con muchas otras agencias de la ONU; posibles procesos de revisión para el marco post-2015 para la RRD que potencialmente incluyan procesos de seguimiento integrados y coordinados de la Asamblea General de la ONU; el cronograma de las revisiones periódicas del avance; y el establecimiento de un grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta de expertos, para el desarrollo de posibles indicadores que permitan medir los avances en la RRD.

Al mediodía del martes, los Copresidentes distribuyeron dos documentos para su discusión, que capturaban los debates sobre las cuestiones clave aún no resueltas: el primero se ocupaba de cuestiones contenidas en el texto del preámbulo, la cooperación internacional, una descripción de los resultados esperados y el objetivo del marco, y los principios rectores; y el segundo, de la transferencia de tecnología.

Por la tarde, el Comité volvió a reunirse y decidió continuar las negociaciones “informales informales” una vez más, pero en dos pequeños grupos de trabajo de doce países cada uno que se centrarían en las principales cuestiones sin resolver: un grupo abordaría el cambio climático y la cooperación internacional, y el otro la transferencia de tecnología y otros temas. Los grupos de trabajo continuaron las discusiones durante toda la noche.

Mientras que algunos países indicaron que no se sentían representados por los grupos de redacción recientemente formados, la mayoría parecía dispuesta a responder al llamado de algunas delegaciones para que hubiera un mayor nivel de confianza y buena voluntad.

Para más detalles sobre las discusiones del martes consulte http://enb.iisd.org/vol26/enb2614s.html

El miércoles, el Comité Principal continuó trabajando durante todo el día. El plenario final de la WCDRR y su ceremonia de clausura, previstos inicialmente para el mediodía, se pospusieron varias veces, a la espera de un documento final.

El texto de las discusiones en grupos pequeños fue transmitido a grupo más amplio de delegados para alcanzar un acuerdo, pero los delegados continuaron enfrentando dificultades sobre la redacción que hacía referencia a la transferencia de tecnología, los TMA, y las “situaciones de conflicto y ocupación extranjera”.

Sobre el preámbulo, los delegados discutieron si debería mantenerse en el contexto de motores de riesgo subyacentes una referencia a “los conflictos y situaciones de ocupación extranjera”. Muchos países en desarrollo preferían mantener la referencia a las situaciones de ocupación extranjera, pero suprimir la referencia a conflictos, mientras que un gran número de países desarrollados prefería aceptar la propuesta del Copresidente de eliminar las referencias tanto a los conflictos como a la ocupación extranjera, una solución de compromiso. Algunos países argumentaron que tanto el conflicto como las situaciones de ocupación extranjera eran “cuestiones políticas” que no estaban bajo el mandato de la UNISDR, y que debían ser tratadas en otros foros de la ONU. Durante las negociaciones finales, se suprimieron las referencias a los conflictos y la ocupación extranjera.

También sobre el preámbulo, los delegados acordaron aceptar una referencia a la “responsabilidad por la creación de riesgo de desastres” necesaria “en todos los niveles”. Y aceptaron un texto sobre “tratar el cambio climático como uno de los motores del riesgo de desastres, respetando al mismo tiempo el mandato de la CMNUCC” y sobre “el fortalecimiento de la gobernanza del riesgo de desastres”.

En el contexto de los “Principios Rectores” para el marco post-2015 para la RRD, acordaron hablar de “derecho al desarrollo”.

En la sección “Resultado esperado y objetivo”, los delegados adoptaron las siete metas globales propuestas para la RRD, tras la aceptación de un texto de consenso elaborado en los grupos de redacción “informales informales” sobre una meta para la cooperación internacional, de “mejorar sustancialmente la cooperación internacional con los países en desarrollo a través de un apoyo adecuado y sostenible, que complemente sus acciones nacionales para la aplicación de este marco hacia 2030”.

En relación con el texto sobre los “Principios Rectores”, dos países desarrollados siguieron oponiéndose a una referencia a la transferencia de tecnología, a menos que se mencionaran los TMA. Los países en desarrollo hicieron hincapié en que el texto sobre la transferencia de tecnología describía una necesidad general, y en que no era apropiado incluir una mención a TMA, que veían como propios del contexto de transacciones comerciales específicas. Oponiéndose a este punto de vista, un gran país desarrollado destacó que “no debían socavarse los derechos de los tenedores privados de la propiedad intelectual” e insistió en hacer referencia a TMA.

En cuanto a las “Prioridades de Acción,” un país desarrollado –preocupado por la transferencia de tecnología– aceptó la formulación sobre compartir y utilizar datos no sensibles a través de “la cooperación internacional, incluida la transferencia de tecnología”, dentro de la Prioridad 1 de “Entendimiento del Riesgo de Desastres”. Con respecto al texto de la cooperación internacional, los delegados acordaron señalar que la transferencia de tecnología apropiada “en términos favorables y preferenciales mutuamente convenidos” es un medio fundamental de reducción del riesgo de desastres. También acordaron un texto que indica la necesidad de que los Estados tengan un acceso mejorado a la financiación y la tecnología a través de los mecanismos internacionales existentes.

La discusión acerca de varias otras referencias a la transferencia de tecnología se aplazó hasta que los pequeños grupos concluyeran su análisis sobre la necesidad y la forma de tratar los TMA en relación con la transferencia de tecnología. Al informar al grupo mayor después de las consultas, los países en desarrollo propusieron suprimir las referencias a los TMA y los “términos favorables y preferenciales mutuamente acordados”, con el fin de responder a las preocupaciones tanto de los partidarios de los TMA como de los partidarios de una referencia más amplia al lenguaje acordado en el resultado de Río+20, “El futuro que queremos”. Un país desarrollado expresó su fuerte preferencia por el término “mutuamente acordados”, y se aplazó la discusión sobre este párrafo para una etapa posterior de las negociaciones.

También sobre la Prioridad 1 de “Comprensión del Riesgo de Desastres”, algunos delegados se opusieron a incluir referencias a zonas geográficas específicas, tales como las líneas costeras y las cuencas fluviales, mientras que otros defendieron la necesidad de ser específicos. Finalmente los delegados acordaron referirse a la necesidad de proteger “los ecosistemas.”

En cuanto a la Prioridad 3: “Invertir en la RRD para la resiliencia”, los delegados acordaron hacer referencia a los “servicios sanitarios” en lugar de “servicios de salud”, e incluir “alimentos y nutrición” en el texto sobre la prestación de servicios en las situaciones posteriores a los desastres. También acordaron promover la adopción de políticas y programas que aborden la movilidad humana inducida por los desastres” según las leyes y circunstancias nacionales”.

Los delegados también discutieron y luego acordaron un texto sobre el fortalecimiento de las políticas de inclusión y los mecanismos de redes de seguridad, incluso en relación con la participación de la comunidad, los servicios básicos sanitarios, la seguridad alimentaria y la nutrición.

Sobre la cooperación internacional, en relación con el apoyo del sistema de las Naciones Unidas para la RRD, los delegados discutieron largamente si el texto debía pedir contribuciones financieras “voluntarias adicionales, predecibles y suficientes” al Fondo Fiduciario de la ONU para la Reducción de Desastres. Los delegados de los países en desarrollo sugirieron utilizar la frase “incrementadas, oportunas, estables y predecibles”, haciendo referencia al párrafo 25 de la Resolución 68/211 de la ONU. Los países desarrollados rechazaron esta sugerencia, diciendo que el lenguaje de la resolución 68/211 describe la necesidad de movilización de fondos, en lugar de abogar por ello.

Luego, los delegados consideraron el papel de las partes interesadas, en especial de los migrantes y las personas desplazadas por desastres. Un país en desarrollo hizo hincapié en la necesidad de ocuparse de todos los grupos vulnerables, incluidas las personas que viven bajo ocupación extranjera, y –en el contexto de la migración– prefirió referirse a las personas como “reubicados” por los desastres, en lugar de “desplazados”. Tras largas discusiones, el texto final reconoce la contribución de los migrantes, entre otros grupos de partes interesadas, a la RRD, pero excluye las referencias a personas “desplazadas” o “reubicadas” por los desastres.

El Copresidente Kairamo invitó a los delegados a considerar un nombre para el marco post-2015 para la RRD. Un gran país en desarrollo, tras haber consultado previamente con el país anfitrión, propuso: “Marco de Acción de Sendai: Incorporación de la Reducción del Riesgo de Desastres en la Construcción de Resiliencia para Todos”. Muchos delegados apoyaron la propuesta. Algunos sugirieron añadir un marco temporal de 2015-2030 y otros sugirieron eliminar la referencia a la incorporación. El Copresidente Kairamo agradeció a los delegados sus sugerencias e indicó que la decisión final sobre el nombre se basaría en su discusión.

A las 4:30 de la tarde, los Copresidentes anunciaron la designación del país anfitrión como facilitador, para proponer un “texto de la Presidencia” al Comité Principal, en un intento por resolver las cuestiones pendientes y permitir que el pleno ya retrasado comenzara a las 7 de la tarde. El país anfitrión suplicó a los delegados que encontraran un consenso sobre las cuestiones pendientes. Algunos países instaron al país anfitrión a garantizar que el texto ya acordado se mantuviera en el nuevo proyecto. Otros pidieron que se aclarara qué párrafos quedaron sin resolver, particularmente en relación con la transferencia de tecnología, donde existían divergencias sobre si se había llegado a un acuerdo. Los delegados levantaron la sesión a las 5:10 de la tarde, planeando volver a reunirse a las 5:55 pm para la discusión de un nuevo marco propuesto por la Presidencia y un proyecto de declaración política.

Después de largas demoras, alrededor de las 9 de la noche el facilitador del país anfitrión, Emb. Kenichi Suganuma, Japón, presentó el proyecto del Presidente del marco post-2015 para la RRD a la sesión informal, invitando a los delegados a acordar el texto por consenso y a abstenerse de continuar la redacción.

Un país hizo hincapié en la importancia de mencionar las situaciones de ocupación extranjera, en vista de la vulnerabilidad de las personas que viven en esta condición y la existencia de referencias a la ocupación extranjera en el Documento Final de la Conferencia Río+20, pero declaró que apoyaba el texto propuesto por la Presidencia, con el espíritu de hacer concesiones. Los delegados acordaron permitir que la Secretaría edite la gramática y el estilo, y el proyecto de texto fue aceptado por consenso y remitido a la consideración del Comité Principal.

Luego, los delegados deliberaron sobre el segundo resultado de la conferencia, la declaración política, bajo la coordinación del Emb. Takeshi Osuga, Japón. Osuga presentó un panorama general del documento y explicó los antecedentes de los cuatro párrafos, que se basan, dijo, en la Declaración de Hyogo 2005 y la Estrategia y Plan de Acción de Yokohama para un mundo más seguro. La Declaración Política de Sendai fue aceptada por consenso y enviada al Comité Principal.

Los delegados también revisaron y remitieron para su adopción un proyecto de resolución que da la bienvenida a la expresión de compromisos voluntarios de las partes interesadas para reducir el riesgo de desastres, e invita a la creación de asociaciones para aplicar el marco post-2015 para la RRD.

El Comité Principal volvió a reunirse a las 10:08 de la noche, después de que el embajador japonés entregara a los Copresidentes, al final de la sesión informal, el texto de la Presidencia acordado de manera consensuada.

El Comité Principal aprobó por consenso el Marco de Sendai para la Reducción de Riesgos de Desastres 2015-2030 (A/CONF/224/CRP.1) a las 10:16 de la noche, y oficialmente lo presentó a la sesión plenaria de la Conferencia.

También fueron aprobados la declaración política y la resolución que reconocía los compromisos voluntarios de las partes interesadas.

Los Copresidentes agradecieron a todos los involucrados, y Margareta Wahlström, Representante Especial del Secretario General de las Naciones Unidas sobre la RRD, agradeció especialmente al embajador japonés por el papel que cumplió como facilitador.

EE.UU. pidió una oportunidad para dejar constancia de su interpretación de los elementos específicos del Marco de Sendai para la RRD, en particular sobre el derecho al desarrollo, la transferencia de tecnología y el financiamiento. Varios países expresaron su agradecimiento a los copresidentes, al anfitrión y a todos los delegados y partes interesadas involucradas. Egipto expresó su apoyo al nuevo marco, pero señaló que no estaba de acuerdo con la decisión de suprimir la referencia a las “situaciones de ocupación extranjera” en el contexto de motores subyacentes del riesgo. La sesión fue suspendida a las 10:30 de la noche para permitir que tuviera lugar la sesión plenaria de clausura.

SESIÓN PLENARIA DE CLAUSURA

La sesión plenaria de clausura comenzó a las 11:44 de la noche, con las palabras de apertura de la Presidenta de la WCDRR, Eriko Yamatani. Ella invitó a María del Pilar Cornejo, Secretaria Nacional de Gestión de Riesgos de Ecuador, a informar sobre las mesas redondas ministeriales, en el marco del Artículo 12 de la agenda. Basándose en las conclusiones de las mesas redondas, hizo un llamado a que la RRD sea un pilar del desarrollo sostenible en todos los países, y destacó la necesidad de indicadores operativos para traducir el Marco de Sendai en acción. Posteriormente, el Emb. Shameem Ahsan (Bangladesh) informó sobre el trabajo del Comité de Credenciales y el plenario adoptó el informe (A.CONF.224/4).

El plenario consideró entonces la adopción de los resultados finales de la conferencia. El Copresidente del Comité Principal Thongphakdi presentó el trabajo del Comité y, siguiendo la recomendación del Comité Principal, el plenario aprobó por consenso el Marco de Sendai para la RRD 2015-2030 (A/CONF.224/L.1), la Declaración de Sendai (A/CONF.224/L.2), y la Resolución sobre los Compromisos Voluntarios de las Partes Interesadas (A/CONF.224/L.3). El plenario también aprobó la resolución A/CONF.224/L.4, propuesta por el Grupo de los 77 y China, que expresa la gratitud de los países hacia el Gobierno de Japón, como anfitrión de la conferencia.

El Embajador Toni Frisch (Suiza), Relator General, presentó el proyecto de informe de la Conferencia (A/CONF.224/L.5), en el entendimiento de que ciertos temas se añadirían al informe tras la clausura de la conferencia. El informe fue adoptado.

Margareta Wahlström, Representante Especial del Secretario General de la ONU sobre la RRD, dio un discurso de clausura, agradeciendo a todos los delegados su arduo trabajo, al Gobierno y al pueblo de Japón su hospitalidad, y al personal y resto de las personas que contribuyeron con su esfuerzo a la organización de la conferencia. También se refirió a cuatro principales resultados de la tercera WCDRR: el sólido enfoque en los actores locales; el reconocimiento de la importancia de los diferentes grupos de partes interesadas en la aplicación de la RRD; el sólido enfoque en los riesgos relacionados con la salud, que estaban en gran parte ausentes en el HFA; y el protagonismo de las mujeres y el sector privado como actores de la RRD, como están reflejados en el Marco de Sendai adoptado. Wahlström también informó que 6.500 participantes, entre ellos 25 jefes de Estado y de Gobierno y más de 100 ministros, habían asistido a la conferencia, y que la conferencia había establecido un nuevo estándar entre las reuniones de la ONU en términos de acceso a personas con discapacidad. Señaló los desafíos que deberán enfrentar los gobiernos y las partes interesadas en la aplicación del Marco de Sendai, y destacó el desafío de incorporar a la RRD y los resultados de Sendai en las próximas conferencias de la ONU sobre el desarrollo y el cambio climático que tendrán lugar más adelante durante 2015. Finalmente, cerró la conferencia a las 12:25 de la madrugada.

DOCUMENTOS FINALES

MARCO DE SENDAI PARA LA REDUCCIÓN DE RIESGO DE DESASTRES 2015-2030: El Marco de Sendai subraya el compromiso de los Estados para hacer frente a la RRD y aumentar la resiliencia con un renovado sentido de urgencia en el contexto del desarrollo sostenible y la erradicación de la pobreza. En el preámbulo se reafirman todos los principios de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, y se reconoce que la lucha contra el cambio climático como uno de los factores que impulsan el riesgo de desastres, respetando el mandato de la CMNUCC, representa una oportunidad para reducir el riesgo de desastres de modo significativo y coherente.

Resultado esperado y objetivo: El Marco de Sendai establece siete metas para evaluar el progreso a nivel mundial, dirigidas a:

  • Reducir considerablemente la mortalidad mundial por desastres en 2030, y bajar la media por 100.000 de mortalidad global entre 2020-2030, en comparación con 2005-2015;

  • Reducir considerablemente el número de personas afectadas en todo el mundo para el año 2030, y bajar la cifra global media por 100.000 entre 2020-2030, en comparación con 2005-2015;    

  • Reducir la pérdida económica directa por desastres en relación con el PIB mundial para 2030;

  • Reducir considerablemente los daños causados por los desastres en las infraestructuras esenciales y la interrupción de los servicios básicos, entre ellos los servicios de salud y educación, en particular mediante el desarrollo de su capacidad de recuperación para el año 2030;

  • Incrementar considerablemente el número de países que cuentan con estrategias nacionales y locales de RRD para 2020;

  • Mejorar considerablemente la cooperación internacional con los países en desarrollo mediante el apoyo adecuado y sostenible para complementar sus acciones nacionales para la aplicación de este marco para el año 2030; y

  • Aumentar considerablemente la disponibilidad y el acceso de las personas a los sistemas de alerta temprana de peligros múltiples y a la información sobre el riesgo de desastres y las evaluaciones para el año 2030.

Principios rectores: El Marco se basa en los principios contenidos en la Estrategia de Yokohama para un Mundo Más Seguro: Directrices para la prevención de desastres naturales, la preparación y la mitigación, su Plan de acción, y el Marco de Acción de Hyogo, en la formulación de principios para guiar su aplicación, teniendo en cuenta las circunstancias nacionales y la consistencia con las leyes nacionales, así como con las obligaciones y compromisos internacionales.

Los 13 principios destacan que:

  • Cada Estado tiene la responsabilidad primordial de prevenir y reducir los riesgos de desastre, incluso a través de la cooperación internacional, regional, subregional, transfronteriza y bilateral.

  • La RRD requiere que las responsabilidades sean compartidas por los gobiernos centrales y las autoridades, los sectores y los grupos de interés nacionales pertinentes.

  • La gestión del riesgo de desastres está orientada a la protección de las personas y sus bienes, su salud, sus medios de vida y los bienes de producción, así como sus activos culturales y ambientales, mientras se promueven y protegen todos los derechos humanos, incluido el derecho al desarrollo.

  • La RRD requiere el compromiso, el empoderamiento y la participación incluyente, accesible y no discriminatoria de toda la sociedad, prestando especial atención a las personas afectadas de manera desproporcionada por los desastres, especialmente los más pobres; y una perspectiva de género, edad, discapacidad y cultural.

  • La reducción y la gestión del riesgo de desastres dependen de mecanismos de coordinación en los sectores y entre ellos, y con las partes interesadas pertinentes en todos los niveles, incluyendo una clara articulación de responsabilidades entre los actores públicos y privados.

  • Es necesario el empoderamiento de las autoridades locales y las comunidades locales para reducir el riesgo de desastres.

  • La RRD requiere un enfoque de riesgos múltiples y una toma de decisiones informada sobre el riesgo, basada en el intercambio abierto y la difusión de datos desglosados, en particular por sexo, edad y discapacidad, complementados con conocimientos tradicionales.

  • La RRD es esencial para lograr el desarrollo sostenible.

  • Aunque los factores que aumentan los riesgos de desastre pueden ser locales, nacionales, regionales o mundiales en su alcance, los riesgos de desastre tienen características locales y específicas que deben comprenderse para determinar medidas de reducción del riesgo de desastres.

  • Abordar los factores de riesgo de desastres subyacentes es más eficaz en términos del costo que la acción centrada principalmente en la respuesta posterior a los desastres y en la recuperación.

  • En la fase posterior al desastre, es fundamental reducir el riesgo de desastres “reconstruyendo mejor” y aumentando la educación y la concientización pública sobre los riesgos de desastres.

  • El fortalecimiento de la cooperación internacional, incluyendo el cumplimiento de los compromisos respectivos de la asistencia oficial para el desarrollo por parte de los países desarrollados, es esencial para una gestión eficaz del riesgo de desastres.

  • Los países en desarrollo, en particular los países menos adelantados, los pequeños Estados insulares, los países en desarrollo sin litoral y los países africanos, así como los de ingresos medios y otros países que enfrentan desafíos de riesgo de desastres específicos, necesitan la provisión de apoyo adecuado, sostenible y oportuno, incluso a través de la financiación, la transferencia de tecnología y desarrollo de capacidades por parte de los países desarrollados.

Prioridades de Acción: El Marco de Sendai incluye cuatro “Prioridades de Acción”, cada una con un conjunto de actividades fundamentales a nivel nacional y local, así como a nivel mundial y regional.

En cuanto a la Comprensión de los riesgos de desastre, la primera prioridad, el Marco establece que las políticas y prácticas de gestión del riesgo de desastres deben basarse en una comprensión de los riesgos de desastre en todas sus dimensiones de vulnerabilidad, capacidad, exposición de las personas y los activos, características del peligro y el medio ambiente.

A nivel nacional y local, el marco destaca que es importante, inter alia: promover el acceso en tiempo real a datos confiables; evaluar periódicamente los riesgos de desastres, entre ellos las fuentes existentes, emergentes y nuevas de riesgo de desastres; y promover estrategias nacionales para fortalecer la educación y concientización del público sobre la RRD.

A nivel mundial y regional, el Marco señala la importancia de promover y mejorar, a través de la cooperación internacional incluida la transferencia de tecnología, el acceso y la distribución y uso de los datos no sensibles, la información, según proceda, las comunicaciones y las tecnologías geoespaciales y basado en el espacio y los servicios relacionados.

Con respecto a la segunda prioridad, Fortalecimiento de la gobernanza del riesgo de desastres para la gestión del riesgo de desastres, el Marco subraya que es necesario el fortalecimiento de la gobernanza del riesgo de desastres para la prevención, la mitigación, la preparación, la respuesta, la recuperación y la rehabilitación.

El Marco establece que, a nivel nacional y local, es importante, inter alia: incorporar e integrar la reducción del riesgo de desastres dentro y a través de todos los sectores; adoptar y aplicar estrategias y planes nacionales y locales de reducción del riesgo de desastres, a través de diferentes calendarios de ejecución con metas, indicadores y plazos; y establecer y fortalecer foros de coordinación gubernamental integrados por actores pertinentes a nivel nacional y local, y un punto focal nacional designado para la aplicación del marco post-2015.

A nivel mundial y regional, también destaca, inter alia, que es importante fomentar la colaboración a través de mecanismos e instituciones mundiales y regionales para la aplicación y coherencia de los instrumentos y herramientas pertinentes para la RRD; y promover el aprendizaje mutuo y el intercambio de buenas prácticas e información a través de, inter alia, la revisión por pares voluntaria y por iniciativa propia, entre los Estados interesados.

Con respecto a la tercera prioridad, Invertir en la reducción del riesgo de desastres para la resiliencia, el Marco establece que la inversión pública y privada para la prevención y la reducción del riesgo de desastres –a través de medidas estructurales y no estructurales– son esenciales para mejorar las condiciones económicas, sociales, de salud y resiliencia cultural de las personas, las comunidades, los países y sus activos, así como del medio ambiente.

A nivel nacional y local, el Marco reconoce, entre otras cosas, la importancia de las medidas de prevención y reducción del riesgo de desastres en instalaciones críticas, en especial en las escuelas y hospitales e infraestructuras físicas, y la necesidad de aplicar enfoques integrados de gestión de recursos naturales y ambientales que incorporen la RRD.

A nivel mundial y regional, el Marco establece que es importante promover el desarrollo y fortalecimiento de los mecanismos e instrumentos de transferencia y distribución del riesgo de desastres, en colaboración con las partes interesadas pertinentes; y promover y apoyar el desarrollo de las redes de seguridad social como medidas de RRD vinculadas a e integradas con los programas de mejora de los medios de vida con el fin de garantizar la resiliencia de las familias y las comunidades ante las crisis.

Con respecto a la cuarta prioridad, Aumentar la preparación para casos de desastres a fin de dar una respuesta eficaz y para “reconstruir mejor” en el ámbito de la recuperación, la rehabilitación y la reconstrucción, el marco establece que los desastres han demostrado que la fase de recuperación, rehabilitación y reconstrucción, que debe estar preparada antes de la catástrofe, es una oportunidad decisiva para reconstruir mejor, incluso a través de la integración de la reducción del riesgo de desastres en las medidas de desarrollo, y haciendo que las naciones y las comunidades sean resilientes a los desastres.

A nivel nacional y local, el marco identifica 16 actividades clave, incluyendo: la preparación, revisión y actualización periódica de las políticas, planes y programas de preparación y contingencia ante los desastres; el desarrollo de sistemas de alerta temprana y previsión multisectoriales centrados en las personas y los múltiples peligros; y la promoción de la resiliencia de las infraestructuras esenciales nuevas y existentes.

A nivel mundial y regional, el marco identifica ocho actividades clave, que incluyen: desarrollar y fortalecer enfoques regionales coordinados y mecanismos operativos que garanticen una respuesta rápida y eficaz ante situaciones de desastre que excedan la capacidad nacional para hacerles frente; promover el desarrollo y la difusión de instrumentos –como las normas y otros instrumentos de orientación– para apoyar la acción coordinada en materia de preparación y respuesta ante desastres; y promover un mayor desarrollo e inversión en mecanismos eficaces –compatibles a nivel nacional–, regionales, multirriesgo, de alerta temprana y facilitar la difusión y el intercambio de información a través de todos los países.

Función de las partes interesadas: El Marco señala que si bien los Estados tienen la responsabilidad general en la reducción del riesgo de desastres, esa es una responsabilidad compartida entre los gobiernos y las partes interesadas pertinentes. El Marco insta a los Estados a fomentar las iniciativas, inter alia, de: la sociedad civil, las organizaciones comunitarias y voluntarias, el sector académico, las empresas y el sector financiero, las instituciones filantrópicas, y los medios de comunicación. También alienta a las partes interesadas a identificar y dar a conocer sus compromisos en apoyo de la RRD a través de la página web de la UNISDR.

Cooperación Internacional y Alianza Mundial: El Marco reconoce que los países en desarrollo necesitan que se les brinden recursos adecuados, sostenibles y oportunos, mediante el continuo apoyo internacional, para fortalecer sus esfuerzos de reducción del riesgo de desastres. Especialmente, solicita un urgente fortalecimiento de la cooperación internacional para apoyar a los países en desarrollo propensos a los desastres, señalando en particular la necesidad de prestar especial apoyo a los PEID a través de la aplicación de las Modalidades de Acción Acelerada para los PEID (Trayectoria de Samoa).

En cuanto a los medios de aplicación, el Marco establece que los países en desarrollo necesitan una mayor provisión de apoyo internacional coordinado, sostenido y adecuado para la RRD, a través de canales bilaterales y multilaterales, incluso mediante el apoyo técnico y financiero mejorado, y la transferencia de tecnología en condiciones concesionarias y preferenciales, de mutuo acuerdo. Asimismo establece que las medidas de RRD deben incorporarse en los programas de asistencia para el desarrollo en todos los sectores, según proceda, relacionados con la reducción de la pobreza, el desarrollo sostenible, la gestión de los recursos naturales, el medio ambiente, el desarrollo urbano y la adaptación al cambio climático.

En cuanto al apoyo de las organizaciones internacionales, el Marco pide a las agencias de la ONU, en particular a la UNISDR, y a otras organizaciones e instituciones internacionales y regionales involucradas en la RRD, que mejoren la coordinación estratégica sobre la RRD. También hace un llamado a fortalecer la capacidad general del sistema de la ONU para ayudar a los países en desarrollo sobre la RRD a través de diversos mecanismos de financiación, incluyendo contribuciones incrementadas, oportunas, estables y previsibles al Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para la Reducción de Desastres, y reforzando la función del Fondo en relación con la aplicación del Marco. Y específicamente indica a UNISDR que apoye la aplicación, el seguimiento y la revisión del Marco a través de una serie de acciones, incluso mediante el desarrollo de indicadores para evaluar los avances en la aplicación del Marco.

Con respecto a las acciones de seguimiento, el Marco invita a la Asamblea General de la ONU a considerar la posibilidad de incluir el examen de los avances logrados en la aplicación del Marco como parte de sus procesos de seguimiento integrado y coordinado de las conferencias y cumbres de las Naciones Unidas, en línea con el Consejo Económico y Social, el Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible, y los ciclos de revisión cuatrienal amplia de la política. También recomienda el establecimiento de un grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta para el desarrollo de un conjunto de posibles indicadores que permitan medir el avance, en conjunto con el trabajo del grupo interinstitucional de expertos sobre indicadores del desarrollo sostenible. Por último, el Marco recomienda que este grupo de trabajo considere las recomendaciones del Grupo Asesor Científico y Técnico sobre la actualización de la Terminología de 2009 de la UNISDR sobre la Reducción del Riesgo de Desastres para diciembre de 2016, y que el resultado de su trabajo sea presentado a la Asamblea General de la ONU para su consideración y adopción.

DECLARACIÓN POLÍTICA: La “Declaración de Sendai” expresa el compromiso de los Jefes de Estado y de Gobierno con la aplicación del Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres 2015-2030 como su guía para mejorar los futuros esfuerzos de RRD, y solicita a todas las partes interesadas que hagan “incesantes e incansables esfuerzos colectivos” para que el mundo sea más seguro contra el riesgo de desastres para las generaciones presentes y futuras. La Declaración agradece al Gobierno de Japón por haber sido el anfitrión de la conferencia.

RESOLUCIÓN SOBRE LOS COMPROMISOS VOLUNTARIOS DE LAS PARTES INTERESADAS: La resolución (A/CONF.224/L.3) da la bienvenida a la expresión de los compromisos voluntarios de las partes interesadas para reducir el riesgo de desastres. La resolución también invita a que haya nuevas expresiones de tales compromisos y a crear alianzas para aplicar el Marco de Sendai para la RRD 2015-2030.

BREVE ANÁLISIS DE LA WCDRR

UN NUEVO SENDAI, UN NUEVO MARCO

En 2011, el Gran Terremoto del Este de Japón, con una magnitud de 9.0 en la escala de Richter, causó un poderoso tsunami que hizo estragos en la región de Sendai de Japón, matando a miles de personas, destruyendo infraestructura en un radio de cientos de kilómetros desde el epicentro del terremoto, y provocando el colapso de tres reactores de la central nuclear de Fukushima, lo que a su vez obligó a evacuar cientos de miles de personas de la zona. Cuatro años más tarde, la ciudad de Sendai –reconstruida, restaurada y casi totalmente recuperada –, abrió sus puertas para recibir a la tercera Conferencia de la ONU sobre la Reducción del Riesgo de Desastres, mostrando la capacidad de recuperación de la ciudad ante la tragedia.

En la inauguración de la conferencia, muchas delegaciones elogiaron a la ciudad y al país en su conjunto por su respuesta ante el desastre. Durante la ceremonia de apertura, el Primer Ministro japonés Shinzō Abe describió la respuesta de Sendai al terremoto de 2011, haciendo referencia a “reconstruir mejor ”, el concepto conocido internacionalmente que surgió de las lecciones aprendidas durante la última década en materia de gestión del riesgo de desastres, y que se convirtió en el lema no oficial de la conferencia . En términos generales, la WCDRR sirvió de plataforma para que los profesionales compartieran experiencias y lecciones aprendidas en la aplicación del Marco de Acción de Hyogo para 2005-2015 (HFA). También ofreció la oportunidad de concluir las discusiones y adoptar en el marco post-2015 para la RRD. Esta importante tarea pudo cumplirse, pero no fue sencilla.

Después de largas negociaciones, los delegados adoptaron el Marco de Sendai para la RRD 2015-2030 y la Declaración de Sendai, que insta a los Jefes de Estado y de Gobierno a aplicar el Marco. Tras trabajar varias noches hasta muy tarde para completar el Marco, algunos delegados expresaron su sorpresa cuando se llegó a un punto muerto, mientras que otros simplemente reconocieron que “ya se lo esperaban”. La dualidad generó preocupación por la politización excesiva de la agenda de la RRD. Este análisis hace un balance de las negociaciones, se ocupa de las dificultades que enfrentaron los delegados para llegar a la adopción del nuevo Marco, analiza lo que significa el nuevo Marco para los profesionales de RRD, comparándolo con el HFA, y sitúa el régimen de la RRD dentro de la más amplia agenda del desarrollo sostenible post-2015.

HISTORIA DE DOS CONFERENCIAS

Durante la conferencia, hubo dos series de reuniones que corrieron en paralelo: la “Conferencia de los profesionales” y la “Conferencia de los negociadores”, según un observador avezado. La UNISDR y sus socios organizaron la conferencia para asegurar el intercambio de experiencias y mejores prácticas sobre la aplicación de la RRD en la última década, y basarse en las lecciones aprendidas para la elaboración del marco post-2015 para la RRD. Para lograr este objetivo, la mayor parte del espacio de la conferencia se dedicó a mesas redondas ministeriales, diálogos de alto nivel entre asociados y sesiones de trabajo. Algunas de estas sesiones estuvieron dedicadas a la equidad de género, las personas que viven con discapacidades y los niños y los jóvenes, lo que proporcionó la conferencia una chispa de esperanza en cuanto a que habría algún avance hacia una mayor inclusividad en la RRD.

Mientras tanto, en el Comité Principal se producían acaloradas discusiones sobre el alcance y la redacción del marco post-2015 para la RRD. La intensidad y la politización de estas negociaciones sorprendió a algunos experimentados delegados, y muchos señalaron que se sentía más como una CP de cambio climático que una reunión sobre la RRD. En las sesiones de los profesionales, muchos participantes denunciaron las “peleas por el lenguaje” que se estaban produciendo dentro de las salas de negociación, advirtiendo que la RRD era más que palabras sobre el papel, especialmente porque en ese mismo momento el ciclón Pam había hecho grandes daños a Vanuatu, Tuvalu y las Islas Salomón, y que era fundamental alcanzar compromisos de aplicación significativos.

Por otra parte, los negociadores que llegaron a Sendai tras haber participado en dos reuniones del Comité Preparatorio en Ginebra, donde no se había podido llegar a un acuerdo sobre el texto del marco post-2015 para la RRD, no estaban sorprendidos y explicaban: “es el año”, en referencia a la pesada agenda política de la ONU para 2015 que incluye tres procesos posteriores y relacionados entre sí sobre Financiación para el Desarrollo (FpD), la agenda de desarrollo post-2015 (incluyendo los ODS), y el cambio climático.

Frente a este escenario, las negociaciones de Sendai no pueden comprenderse plenamente si se las ve como un hecho aislado. Esto explica por qué algunos de los temas más polarizantes de la negociación estaban estrechamente relacionados con, si es que no eran los mismos, los considerados en los procesos de la CMNUCC y la agenda de desarrollo post-2015, a saber: la financiación, la transferencia de tecnología, la redacción que hacía referencia a los conflictos y territorios ocupados, la migración, el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas (CBDR), las metas y los mecanismos de monitoreo.

En cuanto al principio de CBDR, llegar a una redacción de compromiso fue uno de los mayores desafíos. Por un lado, muchos países desarrollados sostuvieron que no se debía invocar el principio de CBDR en el contexto de la RRD, ya que el cambio climático no puede ser considerado el único responsable de la necesidad de intensificar las medidas de RRD. Por otro lado, varios países en desarrollo buscaban incluir el principio de CBDR haciendo hincapié en el creciente número de desastres relacionados con el clima. Al final, los países desarrollados se impusieron, y el Marco de Sendai no contiene ninguna referencia a responsabilidades comunes pero diferenciadas, excepto a través de una referencia indirecta a la Declaración de Río.

Con respecto al financiamiento, algunos delegados de países desarrollados reconocieron que simplemente “no había suficiente dinero en la alcancía” para satisfacer todas las necesidades importantes de la gran agenda sostenible de las Naciones Unidas para después de 2015, y que por lo tanto se prendían a la frase ya familiar que llama a “todas las fuentes de financiación, incluidas las fuentes nacionales y privadas”. Los países en desarrollo, por el contrario, insistieron en utilizar los términos de recursos “predecibles” y “adicionales” para la RRD, diciendo que estos deben provenir de la cooperación internacional adicional a la asistencia oficial para el desarrollo (AOD). Sin embargo, en sesiones abiertas, Japón señaló el hecho de que durante los desastres que su país ha experimentado, recibió ayuda de los países desarrollados y en desarrollo, ilustrando el argumento de que los desastres afectan a todos los países y que los flujos financieros no necesariamente tienen que limitarse a aquellos que fluyen de norte a sur. El punto muerto, sin embargo, resultó imposible de superar en las discusiones informales, y los delegados finalmente aceptaron el lenguaje propuesto por el texto de la Presidencia: recursos “adecuados, sostenibles y oportunos”.

En cuanto a la transferencia de tecnología, gran parte de la discusión se centró en cómo y cuándo se debe transferir la tecnología. Muchos países desarrollados argumentaron que la transferencia de tecnología es controlada normalmente por quienes tienen los derechos de propiedad intelectual, y que, por lo tanto, cualquier transferencia debe basarse en términos mutuamente acordados (TMA). A esto se opusieron los países en desarrollo, muchos de los cuales consideran que la transferencia de tecnología “sin ataduras” es una responsabilidad moral de sus socios que son países desarrollados. En las discusiones largas de las sesiones informales del Comité Principal, las posiciones enfrentadas fueron claras –los países desarrollados no estaban dispuestos a aceptar la referencia a la transferencia de tecnología a menos que se añadiera en “términos mutuamente acordados (TMA)” y los países en desarrollo sólo estaban dispuestos a considerar la inclusión de un texto en torno a los TMA en casos concretos y limitados en el texto, pero no como un principio general. Después de más de 18 horas de discusiones sin parar en un grupo pequeño que trabajó durante toda la noche, el miércoles por la mañana, dos países desarrollados insistieron en que no podían acordar el lenguaje propuesto por el grupo pequeño, ya que no incluía la controversial frase; una situación que un número de los países en desarrollo describió como “repugnante”, y que sumó tensiones a las negociaciones sobre el Marco de Sendai. En última instancia, los TMA sólo fueron incluidos en algunas secciones del marco que se ocupan de la provisión de tecnología a los países en desarrollo, y no en los principios rectores. En la sesión de clausura, la delegación estadounidense estaba tan preocupada por el tema que se sintió obligada a hacer una declaración, antes de acordar la adopción del Marco de Sendai, en cuanto a que no iba a considerar el tratamiento que se le da a la tecnología y al financiamiento en el Marco como un precedente para otras negociaciones que tendrán lugar en 2015.

El debate sobre la inclusión de “situaciones de conflicto y ocupación extranjeras” como motores subyacentes del riesgo fue, como era de esperar, polarizado: los países desarrollados en general apoyaron la inclusión de “conflicto” y muchos países en desarrollo apoyaron la inclusión de “situaciones de ocupación extranjera”. Los Copresidentes propusieron la supresión de ambas referencias como un compromiso. Muchos delegados también dudaban sobre la inserción de lenguaje sobre cada uno de estos temas, por considerarlos “demasiado políticos”, y algunos señalaron que estaban fuera del mandato de la UNISDR. Como muchos esperaban, las referencias se suprimieron del Marco de Sendai. Algunos países advirtieron que la supresión de “conflicto” haría más difícil alcanzar las metas de RRD de Sendai, y otros destacaron que los grupos vulnerables carecerían de protección debido a la supresión de la referencia a “las situaciones de ocupación extranjera”.

SENDAI: CONSTRUYENDO A PARTIR DE HYOGO

Pese a ciertas importantes diferencias en algunas cuestiones que quedaron sin resolver, la Conferencia logró alcanzar un notable éxito en la creación de un marco más inclusivo, estableciendo de modo directo que las personas con discapacidad, y otras comunidades vulnerables, como los migrantes, tienen un papel que desempeñar en la RRD como participantes activos y no sólo en el lugar de grupos vulnerables pasivos.

Es importante destacar que el Marco de Sendai va más allá del Marco de Acción de Hyogo en términos de la ambición sobre una serie de cuestiones clave, entre ellas, que: 1) hace hincapié en la importancia de las mujeres como participantes y líderes en el desarrollo de estrategias de RRD, y no sólo como víctimas de desastres; 2) hace hincapié en la necesidad de garantizar el acceso a los servicios de atención médica en situaciones posteriores a los desastres y aborda los riesgos relacionados con la salud en relación con la capacidad de recuperación de una manera más completa; y 3) que tiene un enfoque explícito fuerte en la acción a nivel local.

El Marco de Sendai también reafirma una tendencia creciente dentro de la RRD sobre poner un mayor énfasis en la construcción de resiliencia, y centrarse menos en la gestión de desastres post-evento y más en el vínculo entre la RRD, la planificación del desarrollo a largo plazo y el abordar los riesgos subyacentes. La falta de avances en el tratamiento de los riesgos subyacentes ha sido reconocida como una de las principales debilidades en relación con la aplicación del HFA, como se reconoció también en el reciente Informe de Evaluación Mundial sobre la RRD 2015, presentado en la conferencia. El Marco de Sendai contribuye a posicionar aún más el concepto de resiliencia en el escenario mundial, y el reconocimiento de la necesidad de afrontar los riesgos subyacentes, pero algunos se preguntan si el marco y la UNISDR están preparados para hacer frente a tales riesgos de una manera significativa, sin metas, mandato, modalidades de aplicación y recursos financieros más fuertes.

A diferencia del HFA, que carecía de metas específicas, el Marco de Sendai acordó siete metas sustantivas mundiales (aunque no vinculantes y sólo aspiracionales) para guiar la acción de la reducción del riesgo de desastres y la gestión del riesgo de desastres en los próximos 15 años, que incluyen: la reducción de la tasa mundial de mortalidad y el número de personas afectadas por desastres en el período 2020-2030; la reducción de los daños a la infraestructura y la interrupción de los servicios básicos, como la salud y la educación, a través del desarrollo de resiliencia, para 2030; el aumento del número de países con estrategias nacionales y locales de RRD; y el fortalecimiento de la cooperación internacional para los países en desarrollo. Estas metas fueron objeto de intensas negociaciones. Muchos países pedían metas cuantitativas con la mención de porcentajes concretos, y otros –principalmente países desarrollados– preferían un lenguaje más cualitativo y general. Aunque algunos profesionales y organizaciones no gubernamentales expresaron su decepción por la falta de un mayor nivel de detalle en el texto de compromiso acordado, las metas representan no obstante un paso adelante en relación con el HFA y, tras su aprobación por la Asamblea General de la ONU, serán apoyados además por indicadores desarrollados por un grupo de trabajo intergubernamental de composición abierta sugerido por la WCDRR. El Marco también logró un avance al acordar un proceso de revisión, a pesar de que la incapacidad de la Conferencia para decidir qué órgano de la ONU se encargará de la revisión fue vista por algunos como un punto débil.

Otros puntos débiles identificados por los profesionales fueron la falta de acuerdo sobre un régimen de financiación más sólido para la aplicación de la RRD, y el hecho de que no se haya podido abordar concretamente la transferencia de tecnología. Muchos países en desarrollo y organizaciones no gubernamentales expresaron su decepción, señalando que el Marco se extiende por 15 años y que serán los “actores locales de los países vulnerables los que más sufran”, sin financiamiento y tecnología garantizados para aumentar la resiliencia en sus comunidades. De todos modos, como estas dos cuestiones son focos de tensión en las negociaciones de la financiación para el desarrollo, la agenda del desarrollo post-2015 y el cambio climático, tal vez no debiera sorprender que hayan presentado tantas dificultades en esta ocasión.

EL DESARROLLO SOSTENIBLE COMIENZA EN SENDAI: RRD EN LA AGENDA POST-2015

Siendo esta la primera conferencia “grande” del año (anterior a las de financiación para el desarrollo, en julio; la cumbre del desarrollo post-2015, de septiembre; y la CP 21 de la CMNUCC, en diciembre), los primeros llamamientos de los delegados de alto nivel –entre ellos el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon– reflejaron la necesidad de un resultado ambicioso en Sendai que “pusiera el mundo en el camino hacia una nueva agenda del desarrollo sostenible”. Algunos negociadores se mostraron esperanzados al inicio ante la posibilidad de que un acuerdo sobre la financiación, la transferencia de tecnología y las responsabilidades comunes pero diferenciadas en Sendai se convirtiera en un buen augurio para las otras conferencias que tendrán lugar este año.

Quedó claro, sin embargo, que mientras los delegados esperaban centrarse en las oportunidades del establecimiento de vínculos positivos a través de la agenda del desarrollo sostenible, las complejidades del clima y la política post-2015 hicieron que llegar a un acuerdo en Sendai fuera más difícil de lo esperado. A algunos “profesionales fuertes de la RRD” les sorprendió esta politización excesiva, tal vez porque las negociaciones del HFA se habían producido sin mayores problemas. En enero de 2005, en el momento de la adopción del HFA, sin embargo, el mundo se estaba recuperando de la conmoción que produjo en diciembre de 2004 el tsunami del océano Índico –el más mortífero en la historia– que dejó a su paso casi 300.000 víctimas en 15 países, y provocó el desplazamiento de millones de personas y la destrucción de infraestructura en más de cinco países. Este desastre, según muchos señalaron, creó una fuerte voluntad política para que la comunidad internacional se uniera en la mitigación de futuras pérdidas de esta magnitud, y habilitó la relativamente sencilla adopción del Marco de Acción de Hyogo.

Sin embargo, los negociadores más experimentados de otros procesos no esperaban “gran cosa” de las negociaciones sobre estos temas, y uno de ellos incluso sugirió que Sendai “habría tenido un resultado más fuerte” si se hubiera negociado después de la conferencia climática de diciembre de 2015. De hecho, durante la última sesión del Comité Principal, EE.UU. destacó que el financiamiento, la transferencia de tecnología y otras disposiciones del Marco de Sendai no debían ser vistas como un “precedente para otros procesos de negociación” y no debían “condicionar el resultado de las negociaciones de la CMNUCC”.

En algunas de las sesiones informales del Comité Principal, se hizo evidente la desconexión entre la urgencia de abordar el riesgo de desastres a través de planes de desarrollo a nivel internacional, nacional y local, y los esfuerzos de UNISDR por participar en los procesos globales del desarrollo sostenible. La necesidad de elevar el estatus de la reducción y gestión del riesgo de desastres estaba en la mente de todos, y había cierto grado de frustración porque UNISDR no hubiera sido más activa en el proceso de negociación de la agenda de desarrollo post-2015. Con la Cumbre post-2015 prevista para septiembre, un delegado de un país de ingresos medios y rápida urbanización reconoció que esta puede haber sido una “oportunidad perdida” por la comunidad de RRD para establecer un punto de apoyo firme en la agenda del desarrollo post-2015, aunque haya numerosas referencias a la resiliencia en los Objetivos de Desarrollo Sostenible propuestos. Dicho esto, algunos delegados pidieron que la UNISDR sea promovida y pase de ser una Estrategia a ser un Programa, obteniendo así mayor visibilidad en el terreno mediante el establecimiento de más oficinas regionales. Un entendido dijo que esta propuesta podría estar siendo considerada dentro del sistema de la ONU, pero también señaló que su aplicación podría ser delegada a otros organismos ya directamente involucrados con las actividades nacionales y locales, como el PNUD.

LA PRIMAVERA DE LA ESPERANZA

En la madrugada de un jueves lluvioso, los delegados abandonaban Sendai con algo más que un nuevo marco para la aplicación de la RRD. También se fueron habiendo comprendido que la RRD no es un concepto autónomo y necesita implementarse como parte de los esfuerzos internacionales, nacionales y locales de desarrollo, especialmente ahora que está inexorablemente entrelazada en un mundo de cambio climático potencialmente peligroso que podría socavar la reducción de la pobreza mundial a largo plazo y el desarrollo sostenible.

Los delegados también reconocieron el papel de una amplia gama de partes interesadas - incluyendo el sector privado, las autoridades locales, los parlamentarios, la sociedad civil y el sector académico. De hecho, su importancia como socios en la aplicación de la RRD quedó reflejada como un mensaje clave en el Marco de Sendai. Más de 110 compromisos voluntarios para la acción sobre la RRD, la gestión del riesgo de desastres y la construcción de resiliencia de las partes interesadas fueron incorporados a una resolución adoptada por la Conferencia, y muchos predijeron que estos aumentarían varias veces en los próximos años.

Las contribuciones de estos sectores -incluso a través de financiamiento, conocimiento, experiencia, comunicación y voluntad política- son tanto parte de los resultados de Sendai como el documento del Marco, lo que muestra un verdadero enfoque holístico en la construcción de resiliencia para todos.

Sin embargo, el tiempo dirá si el nuevo peso político de la RRD se verá reflejado en la creación de instituciones más fuertes, y la provisión de recursos financieros suficientes. Sobre estos puntos, el avance no alcanzó la velocidad del tren bala Shinkansen que trajo a muchos de los participantes a la conferencia, sin embargo, existe cierta esperanza de que las conferencias de 2015 de financiación para el desarrollo, desarrollo sostenible y cambio climático podrían elevar el perfil de la RRD en la arquitectura institucional y financiera internacional en los próximos años.

PRÓXIMAS REUNIONES

Negociaciones intergubernamentales sobre la Agenda del Desarrollo Post-2015: Las negociaciones intergubernamentales sobre la agenda del desarrollo post-2015, como preparativos de la Cumbre de la ONU, celebrarán las siguientes sesiones: 23 al 27 de marzo (ODS y metas); 20 al 24 de abril (Medios de Aplicación y Asociación Mundial para el Desarrollo Sostenible); 18 al 22 de mayo (Seguimiento y revisión); y 22 al 25 de junio, 20 al 24 de julio y 27 al 31 de julio (Negociaciones intergubernamentales sobre el documento final).  lugar: Sede de las Naciones Unidas, Nueva York, Estados Unidos  contacto: División de la ONU para el Desarrollo Sostenible  teléfono: +1-212-963-8102  fax: +1-212-963-4260  correo electrónico: [email protected] www: https://sustainabledevelopment.un.org/post2015

Congreso Mundial de ICLEI: El Congreso Mundial de ICLEI 2015 contribuirá al debate internacional y a la formulación de propuestas de los gobiernos locales sobre los principales temas en debate en la agenda climática mundial. El Congreso reafirmará que los gobiernos locales son los principales actores en el logro de los objetivos globales de sostenibilidad.  fecha: 8 al 12 de abril de 2015  lugar: Seúl, República de Corea  contacto: Secretaría Mundial de ICLEI  teléfono: +49-228-97-62-99-93  correo electrónico: [email protected] www: http://worldcongress2015.iclei.org/

Cumbre de África sobre Infraestructura Resiliente al Clima (ACRIS): ACRIS establecerá un foro donde catalizar la acción para hacer frente a este desafío en todos los sectores de la industria de las TIC, la Energía, el Agua, la Agricultura, la Seguridad Alimentaria y la Infraestructura del Transporte, a lo largo del continente africano, que será el más afectado por el cambio climático, y necesita una infraestructura resiliente para hacer frente a los cambios.  fecha: 27 al 29 de abril de 2015  lugar: Addis Ababa, Etiopía  contacto: Comisión de la Unión Africana  teléfono: +251-115 18 24 06  correo electrónico: [email protected] www: http://ie.au.int/en/content/africa-climate-resilient-infrastructure-summit-acris-addis-ababa-ethiopia

Oceanía 21, Tercera Cumbre Anual del Pacífico sobre el Desarrollo Sostenible: Como parte del proceso continuo “Oceania21” iniciado en 2012, el gobierno de Nueva Caledonia albergará la Tercera Cumbre Anual del Pacífico sobre el Desarrollo Sostenible, que reunirá a los jefes de Estado o representantes de 22 países.  fecha: 28 al 30 de abril de 2015  lugar: Noumea, Nueva Caledonia  contacto: Soumynie Kartadiwirja, Gobierno de Nueva Caledonia  correo electrónico: [email protected] www: gouv.nc

Foro de Protección Civil de la UE 2015: El Foro de Protección Civil europeo es el mayor evento público recurrente en la cooperación europea de protección civil. Lo organiza cada dos años la Ayuda Humanitaria de la Comisión Europea y el Departamento de Protección Civil. El evento reúne a la comunidad europea de protección civil para hacer un balance de los logros comunes en el ámbito de gestión del riesgo de desastres, compartir las mejores prácticas e ideas, y discutir maneras de abordar en conjunto los nuevos desafíos.  fecha: 6 al 7 de mayo de 2015  lugar: Bruselas, Bélgica  contacto: Comisión Europea, DG ECHO  correo electrónico: [email protected] www: http://ec.europa.eu/echo/partnerships/civil-protection-partners/civil-protection-forum-2015_en

Segunda Conferencia Europea sobre Adaptación al Cambio Climático: La Conferencia Europea sobre la Adaptación al Cambio Climático (ECCA) 2015 está organizada por varios proyectos de investigación europeos y otros interesados ​​en el tema de “La integración de las medidas de adaptación climática en la ciencia, la política, la práctica y los negocios”, e incluirá la discusión de temas relacionados con la evaluación de riesgos, el blindaje climático de la infraestructura y las ciudades inteligentes. La primera ECCA tuvo lugar en Hamburgo, Alemania, en 2013.  fecha: 12 al 14 de mayo de 2015  lugar: Copenhague, Dinamarca  contacto: Søren Simonsen, Oficina del Congreso  teléfono: +45-4492-4492  correo electrónico: [email protected] www: http://www.ecca2015.eu/

17a reunión del Congreso de la Organización Meteorológica Mundial: La 17ª sesión del Congreso de la OMM incluirá la discusión del plan estratégico para 2016-2019, la agenda del desarrollo post-2015, meteorología aeronáutica, la reducción del riesgo de desastres y la integración de la perspectiva de género  fecha: 25 de mayo al 12 de junio de 2015  lugar: Ginebra, Suiza  contacto: Secretaría de la OMM  teléfono: +41-22-7308111  fax: +41-22-7308181  correo electrónico: [email protected] www: http://cg-17.wmo.int/

ONU/Conferencia Internacional de Alemania sobre la Observación de la Tierra - Soluciones globales para los desafíos del desarrollo sostenible en las sociedades en situación de riesgo: Esta conferencia, organizada por la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Ultraterrestre (OOSA), tiene como objetivo reducir la brecha entre los expertos en observación de la tierra y los tomadores de decisiones a través de la demostración de las soluciones existentes y la identificación del potencial futuro para abordar conjuntamente los desafíos. La conferencia servirá como plataforma para facilitar la coordinación entre los países en sus esfuerzos para institucionalizar el uso de información obtenida desde el espacio para la RRD  fecha:. 26 al 28 de mayo de 2015  lugar: Bonn, Alemania  contacto: Antje Hecheltjen, UNOOSA  teléfono: +49-228-815-0677  fax: +49-228-815-0699  correo electrónico [email protected] www: http://www.un-spider.org/post2015

Foro de Emergencias Ambientales. Emergencias ambientales en un clima cambiante: Reducción de la vulnerabilidad y gestión de riesgos: El Foro de Emergencias Ambientales (EEF) es un foro para presentar experiencias e innovaciones en la mejora de la prevención, preparación y respuesta a las emergencias ambientales, y por abogar por la integración de las consideraciones ambientales en la acción humanitaria. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Noruega, junto con la Dirección Nacional de Protección Civil, será la sede del Foro 2015  fecha: 1 al 3 de junio de 2015  lugar: Oslo, Noruega  contacto: Unidad Conjunta de Medio Ambiente del PNUMA OCHA  correo electrónico: [email protected]  www: https://2015eef.eventbrite.com

42ª Sesiones de los Órganos Subsidiarios de la CMNUCC: Las 42ª sesiones de los Órganos Subsidiarios de la CMNUCC y la novena parte de la segunda sesión de la ADP (ADP 2-9) se llevará a cabo en junio de 2015.  fecha: 1 al 11 de junio de 2015  lugar: Bonn, Alemania  contacto: Secretaría de la CMNUCC  teléfono: +49-228-815-1000  fax: +49-228-815-1999  correo electrónico: [email protected] www: http://www.unfccc.int

Tercera Reunión del Foro de Política de Alto Nivel: El HLPF 3 se centrará en el tema “Fortalecimiento de la integración, aplicación y revisión - el HLPF después de 2015”. El HLPF tiene el mandato de reunirse cada año bajo los auspicios del Consejo Económico y Social y cada cuatro años a nivel de Jefes de Estado y de Gobierno bajo los auspicios de la Asamblea General de la ONU.  fecha: 26 junio al 8 julio de 2015  lugar: Sede de las Naciones Unidas, Nueva York  contacto: División de la ONU para el Desarrollo Sostenible  fax: +1-212-963-4260  correo electrónico: [email protected] www: http://sustainabledevelopment.un.org/index.php?menu=1838

Evento de alto nivel sobre el Cambio Climático: El Presidente de la Asamblea General de la ONU convocará a este evento de alto nivel, con el objetivo de dar impulso y añadir ímpetu a los esfuerzos para alcanzar un acuerdo global en 2015 bajo la CMNUCC  fecha: 29 de junio de 2015  lugar: Sede de la ONU en Nueva York  contacto: Oficina del Presidente de la Asamblea General de la ONU  www http://www.un.org/pga/290615_hle-climate-change/

Nuestro Futuro Común bajo el Cambio Climático: Organizado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), el Consejo Internacional para la Ciencia (ICSU) y Tierra del Futuro, en colaboración con una asociación de organizaciones francesas, esta conferencia centrada en la ciencia examinará la últimas investigaciones en torno al cambio climático. El evento se ocupará de: el estado del conocimiento sobre el cambio climático; responder a los retos del cambio climático; y acción colectiva y soluciones transformadoras  fecha: 7 al 10 de julio de ​​2015  lugar: París, Francia  contacto: Secretaría de la Conferencia  correo electrónico: [email protected] www: http://www.commonfuture-paris2015.org/

Tercera Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo: La Tercera Conferencia Internacional sobre Financiación para el Desarrollo incluirá Jefes de Estado o de Gobierno, ministros de finanzas, relaciones exteriores y cooperación para el desarrollo, y otros representantes especiales. La conferencia producirá resultado intergubernamental negociado y acordado, y síntesis de las sesiones plenarias y otras deliberaciones de la Conferencia  fecha: 13 al 16 de julio de 2015  lugar: Addis Ababa, Etiopía  contacto: Oficina de Financiación de las Naciones Unidas para el Desarrollo  teléfono: +1-212-963-4598  correo electrónico: [email protected] www: http://www.un.org/esa/ffd/

Cumbres y Exposición de Innovación en Resiliencia de Asia y el Pacífico: La Cumbre y Expo de Innovación en Resiliencia de Asia y el Pacífico Resiliencia (APRISE2015) reunirá a empresas, tecnologías y liderazgo político a través de los pilares globales de la resiliencia, a saber: la energía, la agricultura, el agua y la seguridad. Estos eventos conjuntos buscan en colaboración nuevas soluciones para las comunidades que enfrentan el impacto de cambio climático.  fecha: 24 al 26 de agosto de 2015  lugar: Honolulu, Hawai  contacto: Sarah Wenning, Vicepresidente, Operaciones  teléfono: +1-512- 697-8849  correo electrónico: [email protected] www: http://resiliencesummit.com/about/

ADP 3: Se espera que la tercera sesión de la ADP sea convocada a finales de agosto  fecha: 31 de agosto al 4 de septiembre de 2015  lugar: Bonn, Alemania  contacto: Secretaría de la CMNUCC  teléfono: +49-228-815-1000  fax: +49-228 - 815-1999  correo electrónico: [email protected] www: http://www.unfccc.int

Cumbre Extraordinaria sobre el Desarrollo Sostenible/Cumbre de las Naciones Unidas para la adopción de la agenda del Desarrollo post-2015: Se espera que esta cumbre, que tendrá lugar durante la Asamblea General de la ONU, adopte la agenda del desarrollo post-2015, que incluye: una declaración; un conjunto de Objetivos de Desarrollo Sostenible, metas e indicadores; sus medios de aplicación y una nueva Alianza Mundial para el Desarrollo; y un marco para el seguimiento y la revisión de la aplicación. fecha: 25 al 27 de septiembre de 2015  lugar: Sede de la ONU, Nueva York  contacto: División de la ONU para el Desarrollo Sostenible  fax: +1-212-963-4260  correo electrónico: [email protected] www: https://sustainabledevelopment.un.org/post2015/summit

IPCC-42: Se espera que el IPCC-42 elija un nuevo Presidente y Buró  fecha: 5 al 8 de octubre de 2015  lugar: Dubrovnik, Croacia  contacto: Secretaría del IPCC  teléfono: +41-22-730-8208/54/84  fax: +41-22-730-8025/13  correo electrónico: [email protected] www: http://www.ipcc.ch

Cumbre El Ojo en la Tierra 2015: La cumbre de 2015 se organizó en torno al tema de la “toma de decisiones informadas para el Desarrollo Sostenible”, y tiene por objeto permitir un mayor acceso y puesta en común de datos ambientales, sociales y económicos. La primera de estas cumbres tuvo lugar en 2011, y produjo una declaración ministerial sobre la Declaración de la Cumbre El Ojo en la Tierra sobre datos e información ambiental  fecha: 6 al 8 de octubre de 2015  lugar: Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos  contacto: Larissa Owen, Agencia de Medio Ambiente, Abu Dhabi  teléfono: +971-2-693-4436  www: http://www.eoesummit.org/summit-2015/

ADP 4: Se espera que el cuarto período de sesiones de la ADP sea convocado en octubre de 2015 fecha: 19 al 23 de octubre de 2015  lugar: Bonn, Alemania  contacto: Secretaría de la CMNUCC teléfono:  +49-228-815-1000  fax: +49-228-815-1999  correo electrónico: [email protected] www: http://www.unfccc.int

CP 21 DE LA CMNUCC: La 21ª reunión de la Conferencia de las Partes de la CMNUCC y reuniones asociadas se llevará a cabo en París  fecha: 30 de noviembre al 11 de diciembre de 2015  lugar: París, Francia  contacto: Secretaría de la CMNUCC  teléfono: +49-228-815-1000  fax: +49-228-815-1999  correo electrónico: [email protected] www: http://www.unfccc.int

Para obtener información sobre reuniones adicionales, consulte http://post2015.iisd.org/ y http://climate-l.iisd.org/